EFEGranada

La estación de esquí de Sierra Nevada ha retomado este viernes la normalidad, con la apertura de 55 kilómetros de pistas, tras haber tenido que permanecer cerrada en las dos jornadas anteriores debido a los fuertes vientos.

Según informa Cetursa, la empresa pública que gestiona el espacio invernal granadino, este viernes ha abierto 17 remontes y unas 70 pistas, con un total de 55,4 kilómetros esquiables.

La nieve es de calidad polvo en todas las zonas abiertas, con espesores que oscilan entre los 10 y los 100 centímetros, y el desnivel esquiable es de 1.100 metros.