EFEHuelva

La Asociación Nacional de Criadores de Ganado Marismeño de Almonte (Huelva) ha decidido, por segundo año consecutivo, suspender la 'Saca de las Yeguas' una tradición por la que cada año trasladan de la marisma de Doñana cientos de yeguas y potros semisalvajes, por la pandemia y ha planteado celebrarla en septiembre.

El anuncio de la suspensión de esta ancestral actividad, que realizan anualmente los yegüerizos almonteños cada 26 de junio, ha tenido lugar hoy en un acto celebrado en el Ayuntamiento en el que han participado la alcaldesa de Almonte, Rocío del Mar Castellano, y del presidente de la asociación, Juan Adolfo Arangüete.

Según ha informado este último, se ha puesto sobre la mesa la posibilidad de traer las yeguas a Almonte el 30 de septiembre, ya que tras hablar con otras instituciones entienden que para esa fecha la pandemia puede "dejar más margen de acción debido al avance de las vacunaciones".

El planteamiento es que se puedan llevar las yeguas a Almonte y realizar las faenas ganaderas en el recinto ganadero municipal Huerta de la Cañada, algo que tiene que ver, más allá del uso tradicional, con la gestión del ganado como Pura Raza Marismeña.

Arangüete ha explicado que "nosotros tenemos una raza autóctona reconocida oficialmente, que es la Pura Raza Marismeña, para la que tendríamos que hacer valoraciones de potras de tres años, selección de sementales, pesaje, etc .

La mejor opción para realizar todas esas labores es el recinto ganadero municipal de Almonte, dentro de las condiciones que nos puedan marcar las autoridades sanitarias a la hora de controlar la afluencia al recinto para la actividad.

"Creemos que es una posibilidad que se le dará al pueblo de Almonte de mantener y de hacer partícipe a todos de la traída de nuestro ganado a Almonte. En esos términos lo hemos planteado a las administraciones implicadas", ha dicho.

La alcaldesa por parte ha agradecido que la asociación haya elegido el Ayuntamiento para anunciar su decisión: "Es un detalle que pone en valor que la Saca de las Yeguas pertenece al pueblo de Almonte, si bien es la asociación la que tiene que garantizar la pervivencia de este uso tradicional que forma parte de las raíces históricas y culturales de la propia identidad almonteña en su relación con Doñana, y que permanece desde hace cerca de seiscientos años".