EFEMálaga

El presidente de Turismo Costa del Sol, Francisco Salado, ha reclamado este jueves al Gobierno que destine a las empresas y trabajadores del sector turístico el 25 por ciento del plan de ayudas de la Unión Europea (UE) que recibirá España.

En el foro “Nuevos retos del Turismo en el escenario Covid19”, cuarto encuentro de turismo de El Confidencial, Salado ha explicado que la actividad turística emplea a 2,7 millones de personas y "debe recibir ayudas acordes al liderazgo que ostenta España en el sector para no perder terreno frente a otros países competidores".

Salado (PP), también presidente de la Diputación de Málaga, cree que “el sector turístico está siendo abandonado, cuando no criticado y atacado" por el Gobierno y que "la Costa del Sol no puede permitir las discriminaciones y agravios que está sufriendo”.

Ha indicado que el sector y sus empresas "todavía están esperando una respuesta contundente y proporcional" del Gobierno ante "esta catástrofe" para "poder sobrevivir porque vamos a pasar el peor otoño e invierno que recordamos, una situación casi de ruina como la de la posguerra”.

También ha recalcado que “el turismo es uno de los pilares de la economía y del empleo en nuestro país, un sector pujante, con muchísimo futuro" y líderes mundiales las empresas del sector.

Y ha insistido sobre la Costa del Sol que es un sector del que viven 117.000 familias, al que se dedican más de 13.000 empresas en esta provincia, que genera cada año unos ingresos superiores a los 14.000 millones de euros, que supone casi el 15 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) y que "tira" de la economía de la provincia y de la de Andalucía.

Francisco Salado ha resaltado sobre el verano que ha sido “el peor" de su historia y que "el turismo ha sido probablemente la actividad económica y el sector más perjudicado por la pandemia”.

La empresa pública Turismo Costa del Sol, que reforzó su presupuesto para apoyar al sector, sus empresas y trabajadores, se amplió un 20 por ciento -y se sitúa en 12 millones de euros- para crear bonos hoteleros; además se potenciará la promoción del destino en los principales mercados para cuando se salga de esta crisis sanitaria.

Cree que el sector se va a reactivar en cuanto haya seguridad sanitaria, en cuanto lleguen las vacunas, y que debe seguir dando alegrías en el futuro, pero advierte de que para ello hay que "salvar" a las empresas”.

Por su parte, la consejera delegada de Turismo Costa del Sol, Margarita del Cid, ha asegurado que “pocos destinos turísticos del mundo pueden competir con la oferta de sol y playa, hotelera, cultural, gastronómica, de golf, ocio, naturaleza y turismo de congresos con que cuenta la Costa del Sol y la provincia de Málaga”, y ha anunciado una potente campaña digital, en ferias, en redes sociales y en medios de comunicación en los próximos meses.