EFEMálaga

Un estudio de la Cátedra de "Ciencias del Litoral Costa del Sol" de la Universidad de Málaga sobre la calidad sanitaria de las playas de la provincia malagueña, que incluye tanto las aguas de baño como la arena, ha concluido que son "excelentes".

El análisis se ha llevado a cabo en las 50 playas más representativas de la Costa del Sol entre las localidades de Manilva y Nerja y el director de la cátedra, Francisco Franco, ha asegurado este miércoles durante la presentación de los resultados que las aguas y arena están libres de los patógenos analizados y el baño es "saludable".

Ha explicado que en la calidad de las aguas intervienen otros factores como la presencia o ausencia de medusas e incluso la aparición de espumas flotantes, más conocidas en Málaga como "natas", que pueden afectar el disfrute de los bañistas.

Por ello, la cátedra ha puesto en marcha una aplicación móvil, denominada "Costasoleando" y una página web que anuncia si van a aparecer esas "natas" o medusas en las playas de la Costa del Sol con cinco días de antelación.

El objetivo a largo plazo es monitorizar la calidad de las aguas para controlar algún posible problema y activar los mecanismos necesarios para solucionarlo sin que afecte a la salud de los usuario de playa, según ha precisado a Efe el catedrático.

El análisis, cuyas muestras se tomaron del 26 de mayo al 8 de junio, se ha hecho también de la arena, dado que se pasa en esa zona gran parte de la estancia en la playas, ha señalado el vocal de Playas de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol AxarquÍa, Jesús Pérez Atencia, cuyo organismo ha sido el mecenas de este estudio a través de la empresa Axaragua.