La escritora y cantante tinerfeña Alicia Ramos ha obtenido el premio "Benito Pérez Armas" de novela que otorga CajaCanarias con su obra "El último vándalo (que yo sepa)", un galardón que conlleva una dotación de 12.000 euros y la publicación del volumen.

La Fundación CajaCanarias ha procedido a anunciar el fallo de la 35º edición del Premio “Benito Pérez Armas”, galardón literario en el apartado de novela más prestigioso y longevo entre cuantos se convocan en Canarias, indica la entidad convocante en una nota.

De este modo el jurado, compuesto esta edición por Juan Manuel García Ramos, Nilo Palenzuela, Alicia Llarena y Juan Cruz, ha establecido en su correspondiente fallo premiar el texto titulado El último vándalo (que yo sepa), escrito por Alicia Ramos, entre los más de 50 volúmenes presentados a concurso.

Tal y como confirma la autora, El último vándalo (que yo sepa) es, sobre todo, una novela de aventuras a través de dos vías distintas: una mujer con bastantes problemas ya de por sí, que se va viendo envuelta en una trama centenaria que involucra a toda su familia por generaciones y, de modo transversal, a toda la historia de Canarias.

"Sin perder la perspectiva de la necesidad de sobrevivir día a día, y con mucho humor y ternura, nuestra protagonista va descubriendo la naturaleza verdadera de su misión a medida que la va cumpliendo. Es como un viaje iniciático pero en clase turista", precisa.

Esa protagonista es Candelaria Marrero, un personaje que, tal y como lo describe Alicia Ramos, reivindica la imperfección, el salto de mata, la heterodoxia; un personaje que finalmente también salvará algo, pero que nunca llegará a entender bien qué.

La inspiración para acometer la creación de El último vándalo (que yo sepa) surge a partir de que durante años, su suegra siempre me regalaba libros sobre conspiraciones, novelas en las que un héroe arquetípico desentrañaba antiguos misterios y salvaba, de paso, a la Humanidad, confirma Ramos.Alicia Ramos (Güímar, 1969), licenciada en Geografía e Historia, vive en Madrid desde hace veinte años y recientemente ha publicado los discos Ganas de quemar cosas Lumpenprekariat, mientras desarrolla su carrera musical en teatros, salas pequeñas de todo el Estado, festivales y centros sociales autogestionados.

Su compromiso en la lucha por los derechos de las personas trans le ha valido el reconocimiento de entidades como la FELGTB, COGAM y la asociación “Adriano Antinoo”.

Forma parte del Colectivo Arte Muhé, una reunión multidisciplinar de mujeres que ponen la música, la poesía, la batucada y la acción social al servicio del feminismo.

La banda de Alicia en formato rock se llama “Brútiful”. EFE