EFELas Palmas de Gran Canaria

Los participantes de la iniciativa cultural Barrios Orquestados podrán mantener su formación musical durante la cuarentena del Covid-19 gracias a la distribución de 150 instrumentos por profesores y colaboradores, que han tenido la ayuda de policías locales, protección civil y otros efectivos.

Ante el cierre de las actividades extraescolares, muchos de estos instrumentos quedaron en los centros y, lógicamente, sus alumnos sin ellos para mantener su formación, por lo que en colaboración con los ayuntamientos de Arrecife, Las Palmas de Gran Canaria, Telde, Agüimes, La Laguna y Santa Cruz de Tenerife han sido repartidos entre los participantes de este proyecto pedagógico.

Como informa en un comunicado, se han repartido tanto los instrumentos de cuerda frotada, los más numerosos en el proyecto, como violines y violas, violonchelos y contrabajos; así como otros de viento madera, como la flauta travesera, el clarinete, saxo alto y saxo tenor.

Barrios Orquestados, a pesar del confinamiento decretado por la crisis sanitaria del coronavirus, trata de mantener sus lecciones en casa para de continuar con el aprendizaje y ofrecer acompañamiento y estímulos para el alumnado y sus familias.

Ante la falta de instrumentos, los niños del proyecto y sus profesores utilizaban el ingenio para avanzar y mantener la ilusión, con resultados sorprendentes, como señala el coordinador del barrio de Ofra en Santa Cruz de Tenerife, Juan Gonçalves, quien relata cómo un niño construyó un violín con material reciclado.

Esta acción ha sido posible gracias a los consistorios junto con las direcciones de los centros educativos, quienes dispusieron los medios para hacer llegar los instrumentos.

El impulsor y director del proyecto, José Brito, pone en valor “el nivel de cooperación, solidaridad y compromiso" de las instituciones con el proyecto Barrios Orquestados, en el que hay muchos participantes “en sus casas o en la calle, tratando de sumar”.

Barrios Orquestados tiene varias iniciativas en marcha, además de las clases a distancia, como una actuación conjunta que incluye al alumnado y los familiares con una versión de la canción de Queen "Don't stop me now", clases por videoconferencia con Misha Shapiro desde New York en estos días, o una campaña junto a amigos artistas, profesores y colaboradores, que hacen un juego de palabras con el Covid-19 e invita a la ciudadanía a que conviden a 19 segundos de cultura, que están difundiendo en sus redes sociales.

Este proyecto está presente en diez barrios en Gran Canaria, Tenerife y Lanzarote, así como en Honduras y Chile, con un total de más de 1.000 beneficiarios entre niños, jóvenes y familiares que forman parte del proyecto. EFE