"Alegato del alma" es la nueva incursión en la poesía de la escritora canaria Balbina Rivero, que ha decidido plasmar en un poemario la contradicción y los contratiempos del caminar en la vida y la impresión de que, "aunque no me guste la muerte, a veces es liberadora".

El poemario verá la luz oficialmente ante la sociedad en su presentación este viernes vía Facebook puesto que la física, la tradicional que pone a la escritora en contacto con sus lectores, dependerá de lo que vayan decidiendo las autoridades respecto a las normas contra la covid-19, explica la autora en una entrevista con EFE.

Tras la publicación de su autobiografía, "Mis yoes", la escritora natural de Granadilla de Abona ha retornado a la poesía después de su último viaje a los versos, "Poemas al viento" (2015), y en esta ocasión lo hace en un volumen dedicado a su hermana, Candi, que falleció hace dos años.

En "Alegato del alma" Rivero ha materializado las vicisitudes que se encuentran en el camino, entre el yo existencial y el yo esencial y aunque parezca "muy complicado, no es así, utilizo palabras sencillas y no se lo pongo complicado a nadie", avisa.

"Es mi postura ante la vida y sus contradicciones, las preguntas que siempre se ha hecho el ser humano: de dónde venimos y adónde vamos, el bien, el mal, el amor y el desamor ... todo aquello en lo que está implicado mi espíritu entre lo existencial y lo esencial", detalla la autora de "Cuerda locura".

Respecto a su proceso creativo, admite Balbina Rivero que lo mismo en la lectura que en la escritura "soy una desordenada total: leo al mismo tiempo cuatro libros y escribo igual".

Por ello mientras escribía este poemario lo simultaneaba con otro volumen de aforismos y con una narración "medio historia medio leyenda" bastante "cruda", que espera publicar pronto, y que supone una denuncia bastante crítica hacia algunos estamentos sociales "y ante la naturaleza humana, pues quienes cometen aberraciones son los individuos".

Toda escritura se simultanea, en su caso, porque todo depende del estado de ánimo para escribir y en el caso de la poesía, requiere "un estado del alma sensible y espiritual", apostilla la autora, quien enfatiza que cree "en los duendes y en las musas porque hay días en que estás inspirado y hay otros en que parece que avanzas por un desierto".

Su próxima publicación podría aparecer en una nueva editorial canaria, Nectarina, que desea empezar con un catálogo de autores consagrados "y he tenido el placer de que quieren que comience con ellos" precisamente en una época, continúa, en la que las librerías lo están pasando "mal".

"Cuando me dicen que va a cerrar una librería es una muerte no liberadora", subraya la autora de "Óscar&Óscar", quien enlaza esta cuestión con la cita al inicio de "Alegato del Alma": "la vida es la única posesión que tenemos, y es un diamante engarzado en una cadena de hojalata".

"La muerte sólo es liberadora cuando una persona está al límite de su deterioro físico, cuando se ha llegado a una decrepitud extrema y entonces libera del dolor. De resto, es lo peor que puede pasar, porque todos de una manera u otra somos amantes de la vida", abunda.

Por ello "Alegato del alma" es "un canto a la vida y a la esperanza" donde siempre quien tiene la última palabra, la última decisión, es "el yo" y a veces, reflexiona, hay que separarse de compañías o pensamientos "tóxicos" que impiden "que busques la verdad, que avances en tu caminar".

"Alguien que te impida crecer es una muerte en vida, un encadenamiento", incide Balbina Rivero, quien señala además que escribió poemas "bastante duros" durante el confinamiento "que, con este tiempo de incertidumbre, no sé cuándo se podrán publicar". EFE