EFELas Palmas de Gran Canaria

Los servicios jurídicos del Cabildo de Gran Canaria estudian acudir a los tribunales ante la afirmación efectuada por un historiador y un geógrafo de Tenerife de que el expediente para la declaración de Risco Caído y los espacios sagrados de la isla como Patrimonio de la Humanidad fue "manipulado".

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, en declaraciones a los periodistas, ha señalado que la comunidad científica coincide en que el expediente ha cumplido con los requisitos que se precisan para el reconocimiento de esos espacios como Patrimonio de la Humanidad.

Morales ha dicho también que la evaluación previa para su declaración contó con la aprobación de científicos de Canarias e internacionales, así como de las universidades públicas de las islas.

El presidente ha manifestado que "no tiene ningún valor" lo declarado por esos "dos señores", de los que desconoce si su intención es buscar protagonismo, y ha defendido que, dado el apoyo que tiene ese expediente, lo que sostienen no tiene "ninguna credibilidad e importancia".

Los dos especialistas informaron a Efe de que había habido una campaña institucional de manipulación, falseamiento y engaño con el objetivo de hacer creer que la cueva C6 de Risco Caído fue un observatorio astronómico, y negaron que en el lugar haya marcadores de este tipo.

Se trata de José Barrios, profesor de Matemáticas en la Universidad de La Laguna y doctor en Historia, y del geógrafo Eustaquio Villalba, quienes defienden que en la declaración de Risco Caído como Patrimonio de la Humanidad en julio de 2019 fue posible porque el propio Cabildo negó ante la Unesco que tuviera prueba alguna de la existencia de marcadores astronómicos en la citada cueva del municipio grancanario de Artenara. EFE