EFEPuerto del Rosario (Fuerteventura)

El Cabildo de Fuerteventura y el Museo Arqueológico de la isla impulsarán este 2021 un inventario de los fondos del centro, además de nuevos trabajos de investigación en la cueva de Villaverde, el yacimiento romano de Lobos y la cueva donde hallaron restos óseos del siglo XV.

En un comunicado, el Cabildo majorero ha informado que se trata de diversas investigaciones arqueológicas que tienen como objetivo la puesta en valor del patrimonio cultural de la isla y la divulgación de los resultados para que los ciudadanos puedan conocer los avances que se van desarrollando.

El consejero insular de Patrimonio Histórico, Andrés Brianso, ha señalado que uno de los trabajos se centra en la investigación en las colecciones y fondos del museo.

Según ha detallado, "el primer objetivo es la realización y actualización del registro de fondos y el inventario del museo, que data de 1986, con el fin de poner a disposición de los investigadores toda la información que existe sobre los artefactos que se custodian en el almacén de fondos".

La segunda línea de investigación es la Cueva de Villaverde, para la que se está culminando la contratación del estudio, análisis e inventario de los restos arqueológicos de las campañas de excavación de los años 1980, 1981 y 1983.

El objetivo es organizar toda la información que ha surgido de esas excavaciones, inventariarla y asignar los distintos restos arqueológicos a los sondeos y perfiles que se realizaron en ese momento.

Andrés Briansó ha explicado que "organizar la información es fundamental para continuar con las investigaciones, con la idea de establecer un convenio con la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria para ahondar en la investigación dentro de la cueva".

Asimismo, ha indicado la apuesta del Cabildo por "ampliar los conocimientos de la historia, con diferentes líneas de investigación, nos darán una valiosa información sobre el modo de vida de los antiguos habitantes de la isla".

Otra de las líneas, que continuará el Museo Arqueológico en colaboración con la Universidad de La Laguna y Museos de Tenerife son los trabajos en el taller de púrpura de Lobos.

Esta campaña se centra en el yacimiento de la Playa de la Concha o La Calera, donde las excavaciones arqueológicas han descubierto una factoría de purpura fechada entre el siglo I a.C. y el I d.C.

Además, también se inicia la realización de sondeos arqueológicos en una cueva ubicada en la costa oeste, encaminados a esclarecer la importancia cultural y en donde se encontraron por azar restos óseos humanos datados en el siglo XV.

La investigación que se inicia en marzo integrará un proyecto técnico, cinco sondeos arqueológicos dirigidos a comprobar la existencia de restos arqueológicos muebles o inmuebles, su naturaleza, delimitación o secuencia histórica, además del estudio del material arqueológico y la creación de un audiovisual como material divulgativo del proyecto. EFE

1011279

evs/jmr