EFELas Palmas de Gran Canaria

Los archivos de países como Cabo Verde, Mauritania, Senegal o Guinea Ecuatorial atesoran abundante información sobre Canarias que permitiría reescribir la historia reciente de las islas desde una perspectiva "poco explorada y de gran potencial", de la que apenas se ha "rascado la superficie".

Es la tesis que ha animado a un periodista especializado en África, Pepe Naranjo, y a un profesor de Historia de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Germán Santana, a rastrear bibliotecas y archivos del continente vecino en busca de documentos que conforman un libro presentado este lunes en Casa África.

"Documentos relativos a Canarias en los archivos africanos' aborda desde fuentes y archivos africanos el legado canario y sus relaciones con los países de la zona en una "historia atlántica" que se construye a través de la influencia de tres continentes donde las relaciones con África "siempre existen".

Tal y como ha expresado Naranjo en la presentación del libro en Casa África, esta obra escrita con el historiador Germán Santana "tiene el objetivo de abrir el apetito de investigadores para que tomen el relevo" e "ir trazando el rumbo de las relaciones entre orillas", porque "hay un mundo por descubrir y escribir".

El periodista ha precisado que, en este libro, él se ha encargado de contar "historias, mientras Germán Santana cuenta la Historia con mayúscula", para formar un tándem literario que acerque "la realidad fascinante que hemos encontrado en los archivos".

Sus hallazgos van desde la historia de los republicanos que tuvieron que exiliarse y eligieron África como destino hasta los cruces de telegramas entre gobernadores, pasando por los testimonios orales de los pescadores de Mauritania que usaban las barquillas de vela latina canaria o tribus que conocían palabras que les enseñaron los pescadores canarios.

Pepe Naranjo le pone nombre y voz a "una gran historia por contar de relaciones entre vecinos" y que despierta el interés del "por qué no acudir a estas fuentes de gran potencial".

En la misma idea ha ahondado su compañero de redacción, el historiador Germán Santana, que ha puesto en valor que este libro "es un libro de migrantes, de la migración en el otro sentido, de los canarios a África", y que aborda "la necesidad de acudir a las fuentes africanas".

Cuando nació la idea descubrieron "un campo yermo" porque "no había catalogación, ni estructura de lo que nos íbamos a encontrar" y lo escrito "es solo el principio", porque, a su juicio, "puede ser maravilloso recuperar la información de Historia e historias".

En sus páginas se narra sobre la Canarias indígena "cuando apenas hay información sobre su relación con otros países", porque como ha señalado "no le damos a Canarias la importancia que merece en su relación con África, que fue fundamental".

El "peso de este archipiélago" en el continente africano es "algo que quiere introducir" esta obra, que reescribe parte de una historia.

"Pensamos en la emigración de Canarias a América y aunque esta fue la más grande también hubo emigración a África, la presencia de ciudadanos de Guinea Ecuatorial en la provincia de Las Palmas, los contratos comerciales, tráfico, los intercambios culturales, imágenes, cartografía, documentos...", ha relatado Santana.

El historiador ha confesado que espera que "esta sea la primera de otras, porque queda mucho por hacer en esas relaciones" y que funcione como "un toque de atención" para recuperar y explorar "las aportaciones del siglo XVI o el siglo XVII que guardianes de la memoria han logrado conservar hasta hoy, lo que es casi un milagro".

La arqueóloga y directora general de Patrimonio Histórico y Cultural del Gobierno de Canarias, Nona Perera, ha destacado que "hay todo un océano que se comparte y aun así destaca la ausencia de estudios, a pesar de la fusión histórica", lo que hace relevante este libro y esta investigación.

Con cada país se comparten temas que van desde la esclavitud, a los acuerdos comerciales, la pesca, las conserveras, y el hambre y las desgracias, como también el "sentimiento global de navegar fuera de los límites políticos, que no geográficos, para buscar una vida mejor".

Con esta "amalgama de fuentes documentales y testimonios inéditos" se acercan "naciones con una estrecha vecindad aún por conocer" y se pone en valor, la "utilidad del conocimiento, que activa la memoria y la necesidad de tener una mejor salud cultural e identitaria, de conservarlo catalogarlo y nutrirnos del contenido de estos documentos como alimento a la memoria", ha expresado Perera.

El director general de Casa África, José Segura, ha expresado que este es un libro que "emociona" y que como lector le ha "entusiasmado".

Estas "dos personas valiosas lideran un proyecto que da pie a la investigación de la senda africana", con el que "se pretende hallar y contar el legado de los canarios en África frente a la dispersión de las fuentes, de diferentes orígenes, y gracias a archivos externos del archipiélago".

Antes de este libro "los archivos africanos eran tierra incógnita" y con él se "abre una cantidad de surcos interesantísimos para el afán investigador" con la "misión de encontrar documentos relevantes de Canarias en África para la reconstrucción histórica de las islas" en "una aproximación a una importante legado existente cuyo estudio merece la pena impulsar, también a otros países del entorno".EFE