El Cabildo de La Palma ha comunicado el descubrimiento de un yacimiento paleontológico con fósiles en el barranco de Las Angustias, en la zona del interior de la Caldera de Taburiente que hace unos 200.000 años ocupó un gigantesco lago.

El descubrimiento se produjo el 14 de febrero de 2020 y se debe al agente de Medio Ambiente del Parque Nacional de la Caldera de Taburiente, José Heriberto Lorenzo Pérez, informa el Cabildo palmero en un comunicado.

La ratificación de que se trata de un nuevo hallazgo, diferente a los redescubiertos en octubre de 2012, ha sido corroborada por la geóloga Juana Vegas Salamanca, del Instituto Geológico y Minero de España (IGME), quien ya conocía el yacimiento de La Viña mucho antes de esta última fecha.

El hallazgo fue comunicado a la Sección de Patrimonio Cultural del Cabildo y su responsable, Jorge Pais, acudió al lugar para verificar su interés e importancia.

Es una zona bastante amplia, que está en buen estado de conservación, si bien el principal peligro de deterioro o destrucción se debe a las escorrentías del propio Barranco de Las Angustias.

Durante la inspección se localizaron nuevos fósiles que presentan un alto grado de fragilidad.

Los materiales rescatados fueron depositados en el Museo Arqueológico Benahoarita (MAB) hasta que puedan ser estudiados por especialistas en la materia.

Se trata de varios pequeños trozos de sedimentos y en uno de ellos se aprecia perfectamente la hoja fosilizada de un árbol que recuerda al sauce (Salix canariensis), una especie que en la actualidad no crece en estos parajes.

La consejera de Cultura y Patrimonio Cultural del Cabildo de La Palma, Jovita Monterrey, destaca la importancia de que el patrimonio paleontológico siga incrementándose gracias a la colaboración y ayuda de diferentes personas que comunican hallazgos casuales a las instituciones competentes en la materia.

Al respecto, recuerda que es muy importante la colaboración entre diferentes instituciones implicadas en la conservación y protección del Patrimonio Cultural de Canarias.

Jorge Pais, por su parte, explica que este nuevo hallazgo corrobora la importancia de los depósitos lacustres de la Caldera de Taburiente. EFE