EFELas Palmas de Gran Canaria

La Orquesta Filarmónica de Gran Canaria retoma su actividad tras la crisis de la Covid-19 con una ruta por los diferentes municipios de la isla, con combinaciones instrumentales, conjuntos de cámara y combinaciones sinfónicas a pequeña escala.

El primero de los conciertos, que arranca con la agenda cultural de la Orquesta en el mes de julio será el 17 en Santa María de Guía, con cinco músicos y programa popular; en Moya el mismo día con un trío de músicos con un programa elaborado de Rust, Thomas y Marais; en Telde con cuatro músicos de cuerda y música de Ignacio Cervantes; y en Teror con un cuarteto con piezas de Borodin y Beethoven.

El sábado 18 de julio, parte de la Orquesta se desplazará a Tejeda, con un grupo de quince músicos, con Carmen Brito como directora; mientras el 24 de julio actuará en Arucas con cinco músicos con música de Mozart y Roussel; en Firgas con tres músicos y piezas de Bozza y Mozzart para flauta, clarinete y fagot; en Ingenio con siete músicos, cuatro metales y dos de percusión, con programa a determinar; y Santa Lucía con un dúo de violonchelo y contrabajo con temas de Rossini y Romberg.

La cita el 25 de julio será en Agüimes con un trío de músicos y temas de Bozza y Mozart; en Artenara con siete músicos, cuatro metales y dos de percusión con programa a determinar; y Santa lucía con un dúo de violonchelo y contrabajo con música de temas de Rossini y Romberg.

El sábado 25 de julio la Orquesta regresa a Agüimes con Bozza y Mozzart para flauta, clarinete y fagot; a Artenara con un programa a determinar y siete músicos; La Aldea con temas de Mozzart y Roussel; y finalmente a Mogán con un dúo de violines con una propuesta de Abacioaie, Leclair, Mozzart y Charles-Auguste de Bériot.

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, ha celebrado que la formación retome la actividad con “una agenda por los municipios de Gran Canaria”, que trata “en lo posible, de recuperar la normalidad”.

Como ha recordado, se ha puesto en marcha un plan de medidas donde la cultura tiene “un papel importante”, con la finalidad a su vez de “ayudar a creadores isleños y llevarla a toda la isla”.

La Orquesta es “un instrumento extraordinario para impulsar la cultura en Gran Canaria, afianzar sus valores y mantenerla en el nivel”, por lo que desde el Cabildo buscan “corresponder al esfuerzo haciendo que llegue al conjunto de la sociedad y todos los rincones de la isla”, y que sirva “de impulso y dinamización de la cultura en las mayores cotas de excelencia posible”.

Para el presidente insular, el abonado “se siente orgulloso de cómo suena la orquesta y de su prestigio artístico”, lo que ha sido “un camino de superación que se hace realidad en una agenda condicionada, pero que se recupera poco a poco”.

Por su parte, la consejera insular de Cultura, Guacimara Medina, ha declarado que con esta agenda se busca “seguir adelante, trabajando de forma coordinada”, con “una propuesta dentro de las líneas programáticas para reforzar la idea de fomento de la cultura, en la calle, los barrios", para hacer llegar "el compromiso y la excelencia de la Orquesta a toda la sociedad”.

La propuesta de programación “ha tenido buena acogida por parte de los municipios” y tendrá “una puesta en escena ajustada a las medidas higiénico-sanitarias recomendadas”.

El director titular y artístico de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria, Karel Mark Chichon, ha agradecido “el esfuerzo de todos y el apoyo de las instituciones por sacar la Orquesta adelante”, en un trabajo “proactivo”.

Según ha adelantado, ya este fin de semana la orquesta “arranca en el Alfredo Kraus con 36 músicos”, en la intención de “agrupar al máximo número de integrantes posible dentro de las recomendaciones”.

Para Chichon se trata de comenzar de nuevo, “no solo en la actividad, sino también a nivel emocional”, que en los músicos “es clave”, dentro de “esa necesidad de trasmitir y trabajar con sus compañeros también en momentos difíciles”.

Como ha señalado el director, este es “un programa muy variado fruto de un gran esfuerzo de los músicos”, que muestra que la orquesta “es un ejemplo de superación” y que “mira al futuro con todo el optimismo”.EFE

1011668

lbl/as

(foto)