EFELas Palmas de Gran Canaria

La compañía canaria La República aspira a viajar por escenarios de toda España e incluso de América con su última producción, una versión de la exitosa comedia "Mitad y mitad" de Jordi Sánchez y Pep Antón Gómez donde sus papeles masculinos originales han sido adaptados para que sus protagonistas sean dos mujeres que interpretan las populares actrices Lili Quintana y Yanely Hernández.

Al presentar el espectáculo en rueda de prensa este miércoles, días antes de su estreno el 15 de mayo en el teatro Guiniguada de Las Palmas de Gran Canaria, ha sido precisamente Yanely Hernández quien ha subrayado esos proyectos de llevarlo más allá de las islas, al confesar sus deseos de girar con la obra -ha dicho- "no solo a nivel nacional, sino que me quiero ir a Sudamérica".

Para ello, La República cuenta con los avales de "una comedia que funciona", como ya se demostró cuando se representó inicialmente en distintos lugares del país en 2013, y con "un equipo artístico con una calidad indiscutible" que, desde la dirección, a cargo de Nacho Cabrera, hasta la escenografía y la música, hacen de ella una obra "muy bien compactada", ha afirmado el director del Guiniguada, Daniel Tapia.

El cual ha destacado que, además, este proyecto es "uno de los beneficiarios de las ayudas a la producción" otorgadas por el Gobierno de Canarias, propietario de la sala, y que tienen por objeto apoyar a espectáculos isleños para que "puedan competir a nivel nacional".

La propuesta, programada de momento el sábado y el domingo en el Guiniguada en dos funciones cuyas entradas están hace tiempo agotadas y posteriormente en otra veintena de espacios repartidos por el archipiélago a los que se espera se añadan varios más en el marco de una gira regional, es, según ha querido advertir Nacho Cabrera, una comedia pero "negra".

Y es que, si bien busca hacer reír al público, a la vez pretende hacer visible "un drama muy presente en nuestra sociedad de hoy, que es el drama de los cuidadores familiares" y hasta "plantar la semilla de la conciencia en torno al tema", ha señalado el director.

De hecho, el personaje que encarna Lili Quintana es una mujer "frustrada por todo lo que le ha pasado en la vida" y que, lastrada por ese desengaño, "va a enfrentarse a su hermana a muerte" a partir de desacuerdos entre ambas, ha apuntado la actriz.

"Mitad y mitad" plantea, en todo caso, "situaciones muy extremas, muy divertidas, ha querido matizar Yanely Hernández, pero apostillando que "lo sorprendente es que son divertidas porque son terribles".

Puesto que, "en realidad, lo que se está contando es algo bastante duro", y en especial en lo tocante a la hermana a la que le ha tocado representar, que "tiene una necesidad enorme de recuperar su propia vida", ha expuesto.

Con todo, Nacho Cabrera ha insistido en recalcar la perspectiva humorística con que se aborda la historia de "Mitad y mitad", que ha primado en la decisión de llevarla a escena de su compañía, que, por un lado, "hacía tiempo que no hacía comedia", y, por otro, creyó adecuado optar por ese género en el contexto de la crisis generada por la covid-19.

Algo que ha resumido en esta frase: "nos apetecía muchísimo volver a la comedia, y más en estos tiempos que estamos viviendo, en que está tan presente el drama".