La Orquesta Sinfónica de Tenerife ha presentado su temporada de abono 2022-2023, que se extenderá desde el 9 de septiembre hasta el 23 de junio del próximo año e incluirá "una programación para todos, con música de ayer y de hoy", según ha explicado Víctor Pablo Pérez, director honorario de la agrupación.

Un total de 49 obras de 37 compositores serán interpretadas en los dieciocho conciertos de este nuevo ciclo, en el que tendrán cabida dieciséis directores, veinte solistas y dos coros de relevancia internacional.

La nueva temporada se desarrollará dentro de la absoluta normalidad, tal y como ha expuesto el presidente del Cabildo insular, Pedro Martín, "tras dos años en los que la Sinfónica ha tenido que adaptarse al formato reducido".

Por ello, como manera de transmitir "la ilusión, optimismo y sentido del momento" que tienen los artistas, Pérez ha señalado que este ciclo presenta muchas novedades.

Dentro de los dieciocho programas se interpretarán doce sinfonías que entremezclan música del siglo XX con otra perteneciente a años más antiguos, doce conciertos para diferentes instrumentos y también doce obras que se incorporan por primera vez en el repertorio de la orquesta.

Entre estas melodías pioneras destaca el estreno mundial de "Poema de sombras" para ensemble y orquesta, del tinerfeño Rubens Askenar, al que se le ha ofrecido que se convierta en el comisario de ese programa y que elija el resto de los títulos que se ofrecerán en esa velada.

Pero este no será el único compositor local que aparecerá en el programa, puesto que tal y como ha señalado Martín, "en cada temporada un artista canario será comisario de un programa, al igual que Askenar, abriendo la puertas a que se den a conocer, porque también podrán interpretar una obra suya en ese día".

La edición 2022-23 contará con el debut de nueve directores, entre los que por primera vez se encuentran cinco mujeres, y con quince solistas instrumentales "que comienzan a mostrar el talento de las nuevas generaciones", ha indicado el director.

Asimismo, varios músicos de diferentes nacionalidades actuarán como invitados, entre los que figuran pianistas, violinistas, violonchelistas, acordeonistas y contrabajistas, además de la inclusión de la soprano Katharina Ruckgaber y el barítono Stèphane Degout.

Dentro de las funciones, Víctor Pablo Pérez se pondrá al frente en tres de los dieciocho programas, que comprenden un homenaje a las víctimas de la guerra y la pandemia a través de Schubert; el estreno en Tenerife de una obra de Mendelssohn y la interpretación de la "Sinfonía nº2" de Bruckner, que conmemorará los 20 años que han pasado desde que la Sinfónica de Tenerife interpretase esta misma melodía por primera vez.

Además de estos 18 programas, la agrupación ha previsto continuar también con "su labor educativa y social, que es pionera en España dentro del ámbito de las orquestas", ha señalado el vicepresidente primero del ejecutivo insular, Enrique Arriaga.

El público infantil y familiar podrá disfrutar de diversos talleres y recitales -previstos para los meses de noviembre, febrero y mayo-, divididos en dos grupos que están dirigidos a personas de más de tres años y de menos de tres.

De la misma forma, se dará continuidad al proyecto "Música abierta" que pone en marcha actos musicales en hospitales y centros sociosanitarios de la isla, así como en el Centro Penitenciario.

Este año, la Sinfónica también contempla novedades respecto a los precios, ofreciendo la posibilidad de comprar un abono para los dieciocho conciertos desde 306 euros.

Este jueves 26 comienza el periodo para la renovación de abonados de la temporada 2019-2020, que podrá realizarse a través de los tres canales habituales de Auditorio de Tenerife (online, taquilla y por teléfono), concluyendo el 6 de junio.

Por su parte, todas las entradas individuales serán puestas a la venta el próximo 5 de julio a través de la web de la Orquesta, donde también se puede consultar la programación específica para cada jornada. EFE