EFELas Palmas de Gran Canaria

La tejedora de Telde Nilia Bañares ha sido homenajeada hoy en la Feria de Artesanía de Canarias por contribuir a mantener vivos oficios tradicionales en riesgo de desaparecer y divulgarlos a las nuevas generaciones, ha anunciado el Cabildo de Gran Canaria.

Su consejera Minerva Alonso ha entregado el premio a Bañares, que ha sido reconocida junto a otros seis profesionales octogenarios del sector en un homenaje promovido por el Gobierno Autónomo por "ser seña de identidad de la artesanía de Gran Canaria", destaca la corporación en un comunicado.

En él se relata que la entrega de los galardones se ha realizado en la Feria de Artesanía de Canarias, que exhibe el trabajo de 140 artesanos de todo el archipiélago en el parque Santa Catalina de la capital de la isla hasta este domingo.

Junto a la tejedora teldense fueron homenajeados también cuatro artesanos dedicados a la cestería, Amalia Negrón (Tenerife), Eulogio Concepción (Lanzarote), José Hernández (Fuerteventura) y Francisco Armas (El Hierro), además de Rosario Álvarez (La Palma), dedicada a la tejeduría, y Eliseo Barrera (La Gomera), especializado en instrumentos musicales de percusión, detalla.

Y recalca que la labor de Nilia Bañares “forma parte del patrimonio intangible de la isla”, que ella ayuda a mantener vivo en la medida en que sigue aún en activo a sus 81 años, no solo delante de su telar sino también transmitiendo su saber, sobre el que próximamente publicará un libro, el segundo que escribe.

Nacida en Tenerife en 1937, comenzó a dedicarse al oficio de tejeduría cuando tenía 40 años y ya residía en Telde, donde aprendió primero con “Manolito”, el tejedor de Tenteniguada, para luego seguir formándose en Madrid y en Inglaterra, además de investigar el uso de plantas canarias para el teñido de la lana y del algodón, expone el escrito.