EFELa Laguna (Tenerife)

La Universidad de La Laguna (ULL) trabaja para que ninguno de sus alumnos de La Palma tenga que renunciar a sus estudios por la erupción volcánica y arbitrará las medidas que sean necesarias para afrontar sus matrículas y costes de alojamiento para que ninguno de ellos "se quede sin futuro".

De esta manera se ha expresado la rectora de la ULL, Rosa Aguilar, en su discurso con motivo del acto de inauguración del curso académico 2021-2022, que ha comenzado con un mensaje de solidaridad con La Palma, isla que vive "momentos de máxima tensión y angustia".

Es hora de ser prudentes y de, ante todo, mantener la vida a salvo, ha proseguido la rectora, quien ha confiado en que los graves destrozos causados por la erupción sean repuestos con ayudas ágiles y eficaces "lo antes posible".

"Queda mucho camino por delante en esta tarea", pero la solidaridad de los canarios "ante esta tragedia sin precedentes estará a la altura", ha subrayado.

En su opinión, la fuerza de la naturaleza ha mostrado una vez más la fragilidad del ser humano, pero también ha hecho visible la capacidad de resiliencia con la que afrontar estos fenómenos, para los que "hemos de estar preparados a través del conocimiento científico y de la coordinación entre las administraciones implicadas", ha explicado Aguilar.

Al respecto, la rectora ha felicitado al presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, porque, en su opinión, ha demostrado "una gran capacidad de liderazgo y sobre todo, de empatía con la gente que lo ha perdido todo".

"Ha estado al pie del cañón día y noche, sin descanso, para intentar paliar en la medida de lo posible las devastadoras consecuencias de la erupción volcánica", ha continuado Rosa Aguilar, quien ha confesado sentirse "muy orgullosa" de la figura del presidente canario.

El Boletín Oficial de Canarias publicó ayer una convocatoria de ayudas de la ULL por más de 300.000 euros destinadas a los alumnos de La Palma que han sido afectados por la erupción volcánica, que hoy cumple un mes. EFE

asd/jmr