EFELas Palmas de Gran Canaria

Las fiestas de la Virgen del Pino no se quedarán este año sin sus tradicionales décimas, aunque no se escucharán en la plaza de Teror como cada 7 de septiembre en la romería-ofrenda, anunciando las excelencias de los municipios grancanarios mientras se ofrecen a la patrona los mejores productos de la tierra.

Un comunicado del Cabildo Insular destaca este martes que las décimas se disfrutarán de otra manera, porque la recién creada Escuela de Verseadores de Gran Canaria, impulsada por la Asociación Ochosílabas, ya ha iniciado de la mano del Grupo CRI Canarias su proceso de grabación por los municipios.

Los actos solemnes y multitudinarios de carácter popular de las Fiestas del Pino de 2020 han sido suprimidos, recuerda la nota.

Sin embargo, los niños y niñas que preceden con sus décimas recitadas a las representaciones institucionales en la ofrenda del Pino, ya grabaron sus versos en buena parte de los municipios de la isla, y los primeros en hacerlo fueron los de Las Palmas de Gran Canaria, Santa Brígida, Vega de San Mateo y Valsequillo.

Las voces de Elena, Acaymo, Aroa y Héctor ya quedaron registradas y, junto a las de los restantes representantes de los municipios, se darán a conocer próximamente a través de los medios de comunicación y las redes sociales.

El monitor de la Escuela de Verseadores, Expedito Suárez, coordina esta grabación con el personal de la Fundación Canaria Nanino Díaz Cutillas, de la Consejería de Cultura del Cabildo, y el técnico Kevin Figueras.

Promovida por el Cabildo con el apoyo de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y de la Academia Canaria de la Lengua, y coordinada por Yeray Rodríguez, esta Escuela alcanza a más de un millar de estudiantes de los cursos de quinto y sexto de Primaria de quince de los 21 municipios de la isla.

La Escuela de Verseadores iba a ser presentada el pasado mes de abril, fecha en la que también se iba a reconocer la labor de los participantes en la romería-ofrenda del Pino 2019, pero no pudo celebrarse por la crisis sanitaria de la Covid-19 y el estado de confinamiento, algo que aún está pendiente de fecha. EFE