EFELas Palmas de Gran Canaria

La renombrada soprano Anna Pirozzi volverá a escena por primera vez después del parón de la covid-19 retomando la última ópera que tuvo oportunidad que cantar antes de la crisis en el Metropolitan de Nueva York, "Macbeth", y acompañada además por su misma pareja de entonces, el barítono George Gagnidze, pero esta vez en Las Palmas de Gran Canaria.

La capital isleña contará, de hecho, con "un reparto excepcional", hasta el punto de que "difícilmente se puede encontrar uno mejor en ningún otro teatro del mundo", para ese clásico de Verdi, que cerrará la 54 Temporada de Ópera local con tres funciones programadas los días 15, 17 y 19 de junio, según ha afirmado al presentarlo a los medios de comunicación el director artístico del festival, Ulises Jaén.

Su opinión ha sido compartida por el maestro italiano Francesco Ivan Ciampa, encargado de la dirección musical de la producción, quien ha dicho que el reunido para la ocasión es "un casting como los que tienen los teatros más grandes del mundo, como el Metropolitan".

Un mítico escenario en el que su compatriota Anna Pirozzi ha rememorado que tuvo lugar su última actuación frente al público previa al coronavirus, cuando a fines de 2019 interpretó precisamente "Macbeth", y además también junto a George Gagnidze, que vuelve a acompañarla esta vez, celebrando el volver al directo.

Ya que esta "es la primera ópera que hago en 2021, finalmente, con vestuario y con público", ha declarado la soprano, que ha insistido en la importancia de esa circunstancia, llegando a sostener: "ahora inicio de nuevo una segunda carrera, aquí, en Las Palmas de Gran Canaria", tras haber tenido que dejarla aparcada a raíz de la pandemia.

La relevante presencia en el espectáculo de Anna Pirozzi, cuya calidad artística es tal que "probablemente no debe haber nadie en el mundo que pueda hacer una Lady Macbeth como ella", en palabras de Ulises Jaén, se ve reforzada además en esta producción por el hecho de contar como pareja en esa ficción con un barítono a su altura, el georgiano George Gagnidze.

Y ha apuntado, como prueba de ello, a la ya subrayada coincidencia de ambos con los mismos papeles en Nueva York, destacando entre sonrisas que, en esta ocasión, "quien quiera puede verlos en Las Palmas de Gran Canaria y ahorrarse el viaje".

Otro de los cantantes de la producción isleña, el bajo barítono croata Marko Mimica, ha recalcado, al tiempo, el dato de que ese reencuentro de Pirozzi y Gagnidze, al igual que su propia vuelta a los escenarios, es producto del proceder de los teatros de Canarias y de otros lugares de España que han seguido abiertos a pesar de la covid-19, que ha calificado de "ejemplar", frente al de muchos otros territorios en que fueron clausurados por la crisis sanitaria.

Desde ese planteamiento, ha agradecido "la oportunidad de poder trabajar en Las Palmas de Gran Canaria, cuando muchísimos teatros están cerrados en el resto del mundo", provocando una situación a los artistas que -ha confesado- "no ha sido fácil".

Tanto es así que "tengo muchísimos colegas en todo el mundo que lo han perdido casi todo porque no han tenido trabajo, no han hecho nada en un año y medio", ha declarado.

Por ello, ha reiterado sus elogios a que en España, pese a la covid-19, "los teatros hayan seguido abiertos, cumpliendo las normas sanitarias, eso sí, pero sin cerrar", ha sentenciado.