EFENerea de Ara La Laguna (Tenerife)

Los Premios Quirino, reconocimientos que buscan poner en valor la industria de la animación iberoamericana, encaran la recta final de su quinta edición, que culminará mañana con la entrega de galardones en el Teatro Leal de La Laguna.

Este evento, que ha nacido con el objetivo de estrechar lazos entre el cine de animación de ambos lados del océano, se ha convertido, con el paso de los años, en un punto de encuentro institucional y una plataforma de referencia en materia de animación.

Esto ha sido gracias “a las ganas que tiene el sector, en sus diferentes orígenes, de juntarse y crear una identidad propia”, según ha contado José Luis Farias, director del certamen, a EFE.

Y es que además de reconocer las mejores obras de esta categoría audiovisual, los Quirino han servido de marco para las relaciones comerciales entre empresas.

En esta quinta edición se ha logrado reunir a las principales instituciones del diseño de políticas audiovisuales de la región iberoamericana, contando con las entidades de 23 países además de Italia como región invitada.

En paralelo a las actividades que han desarrollado durante toda la semana, como la proyección de cortos en fachadas, una mesa de trabajo acerca de la mujer en la animación iberoamericana o una clase magistral a cargo de Kenneth Ladekjaer, uno de los creadores del documental “Flee”, -galardonado en los títulos de Cine Europeo y los BAFTA y nominado al Óscar-, este evento también cuenta con espacio para otras citas.

Los Premios Quirino 2022 han acogido la 41ª Reunión Ordinaria de la Conferencia de Autoridades Audiovisuales y Cinematográficas de Iberoamérica (CAACI) y la 20º Reunión Extraordinaria del Consejo Intergubernamental de Ibermedia.

Jaime Tenorio, secretario ejecutivo de la CAACI, ha declarado que esta es “una deuda histórica” que la institución tenía con la animación, ya que es la primera vez que realizan su conferencia en un evento relacionado con esta industria.

Entre los objetivos de esta junta han figurado “el acercamiento a la animación, conocer sus necesidades para impulsarla en cada uno de nuestros países y ver cómo se sigue desarrollando”.

Tenorio ha lamentado que “los fondos para el desarrollo cinematográfico, en muchas ocasiones, no han respondido a las demandas de este sector” y por ello, teniendo en cuenta de que es uno de los que más importancia está ganando, “debemos implantar medidas que lo fortalezcan”.

La CAACI también ha contado con otro encuentro con su entidad homóloga europea, la European Film Agency Directors Association (EFADs).

Por otro lado, los Quirino también han creado un espacio dedicado a las televisiones públicas iberoamericanas, “para analizar cómo conseguir, entre todos los actores implicados (audiovisual, público y medios de comunicación), mejorar la producción y fomentar la distribución de obras”, ha expuesto Farias.

En suma a todos los comisarios de las instituciones mencionadas, también han participado delegados de la Federación Iberoamericana de Productores (FIPCA), las Academias de Cine (FIACINE), la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) y la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB).

Además, se ha albergado el 5º Foro de Coproducción y Negocio, que en su última edición contó con más de 120 delegados de empresas de 19 países, generando más de 700 reuniones profesionales.

En esta ocasión ha habido un aumento notable de las firmas, especialmente los compradores y las televisiones: “Tenemos empresas muy potentes este año, como Disney, que vienen queriendo conocer el contenido iberoamericano”, ha indicado Farias.

Asimismo, a juicio del director, este foro ha conseguido crear “un punto de reflexión para las administraciones públicas”, mostrándoles la necesidad de invertir en animación.

Y es que esta industria, en los últimos años, ha alcanzado un auge nunca visto.

Tenorio achaca este desarrollo a las facilidades que ofrecen sus producciones, ya que “tiene un lenguaje que permite llegar a todos los públicos, a diferencia de la ficción”.

Además, tal y como señala el representante, ha sabido adaptarse a las necesidades actuales, ya que tras la pandemia “muchos países han necesitado llenar las salas con “blockbusters” para recuperar lo perdido, y la animación ahí ha tenido muchas oportunidades”.

Esta prosperidad también se ha dejado notar en Tenerife, donde se han registrado unas cifras que explican que para muchos sea la isla “cartoon”.

Según datos de la Tenerife Film Comission, el pasado año la región batió su récord histórico, con una inversión en rodajes de 58,3 millones, de los cuales 15,1 han sido destinados a la animación.

Para Farias resulta curioso ver cómo una región que antes no estaba en el mapa de la animación ahora es un referente.

“Tenerife se ha convertido en un lugar idóneo para acoger los Quirino por la cercanía cultural, ya que históricamente ha habido mucha inmigración entre Canarias y América Latina, haciendo que la isla parezca una extensión de Latinoamérica en España”, añade.

También el presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, destaca la importancia que tiene para la isla estos premios como destino y hub de la animación en Europa.

Martín ha recordado que ya se han instalado en la isla ocho empresas de animación y desde aquí se produce para todo el mundo, "y esa visibilidad internacional de los premios Quirino y su importancia en toda Iberoamérica, España y Portugal, como festival más destacado dentro del sector pone en el mapa a Tenerife y nos posiciona como referente en el mundo de la animación y en el foco de atracción de talento".

El coordinador de este certamen ha resaltado la predisposición y entendimiento del que gozan las administraciones públicas locales como el Cabildo, patrocinador principal de los galardones. EFE

nda/spf

1012063

(foto)