EFESanta Cruz de Tenerife

La capital tinerfeña, en la conmemoración de la Gesta del 25 de julio de 1797, homenajeará al cabo primero Diego Correa Corbalán, que perteneció al regimiento de Güímar y fue el primero en avistar la zozobra de los botes ingleses mientras estaba de servicio en la batería de La Concepción.

Se trata de un homenaje con motivo de los actos organizados para conmemorar la Gesta, que este año celebra el 222 aniversario de la batalla en la que se le arrancó un brazo al almirante Horacio Nelson (1758-1805), en la que fue su única derrota militar.

En una rueda de prensa para presentar el programa de actividades, la alcaldesa de Santa Cruz de Tenerife, Patricia Hernández, ha declarado que el artífice de la victoria fue "el pueblo chicharrero", que a pesar de contar con muchas menos armas y medios se enfrentó con éxito a uno de los más prestigiosos almirantes de la marina inglesa.

Del homenajeado, Hernández ha destacado que gracias a Correa se conserva la bandera de combate de la fragata Emmerald, uno de los trofeos más importantes de la Gesta.

Hernández ha invitado a los ciudadanos, "y especialmente a las familias", para que conozcan los actos y puedan honrar a los vecinos que lucharon "con valentía y sin descanso" y que cambiaron el rumbo de la historia de la ciudad y de Canarias.

Asimismo, ha destacado que para las próximas ediciones la idea es dar a conocer las actividades en los centros escolares y "otorgarle más lustre para que los chicharreros conozcan su historia y se amplíe la gente que disfruta del evento".

Por su parte, la primera teniente de alcaldesa y concejal de Cultura del Ayuntamiento de Santa Cruz, Matilde Zambudio, ha indicado que la reproducción de la gesta, en la que participarán 60 recreadores, también incluye numerosos eventos de divulgación histórica y cultural.

"Santa Cruz será punto de encuentro de la cultura y el ocio y será un dinamizador de la economía en la ciudad", ha subrayado Zambudio.

Además, el concejal de Fiestas, Andrés Martín, ha hecho hincapié en la necesidad e importancia de "mantener viva la memoria histórica de nuestra ciudad".

Diego Correa, del que no existe retrato, nació en La Laguna en 1772 y en la madrugada del 25 de julio se enfundó en sus pistolas y sable, arengó a un puñado de soldados y se lanzó a luchar contra los ingleses que intentaban alcanzar la playa.

Correa capturó a 17 soldados ingleses, los llevó prisioneros al castillo de San Cristóbal y se apoderó de sus armas, entre ellas un cañón inglés.

Más tarde, después de ejercer de guarda mayor de montes, embarcó con el grado de capitán a Cádiz en 1808.

En 1820 aparece en Estados Unidos y más tarde se le sitúa en La Habana, Gibraltar y Madrid.

En 1836 fue nombrado intendente en Filipinas, donde murió en 1843. EFE

cmg/asd

(foto)