EFEAlbacete

Luis Miguel Ramis consiguió estrenar su casillero de victorias como entrenador del Tenerife tras la victoria a domicilio ante el Albacete (0-2), vengándose así del equipo que lo destituyó la temporada pasada y dejando muy tocado a López Garai, tras encadenar cuatro partidos perdiendo y ser colista.

Seis jornadas sin vencer y tres derrotas consecutivas eran los números que presentaba un cuadro blanco que se medía a otro conjunto que acumulaba otro trío de partidos perdidos y que necesitaba imperiosamente un triunfo para no caer a los puestos de descenso.

Desde el inicio, la presión alta del cuadro canario condicionó la salida de balón de un Albacete que cada jornada que pasa se encuentra más atascado a la hora de elaborar su juego, mientras el Tenerife se mostraba muy seguro y certero en sus aproximaciones.

De hecho, en el primer cuarto de hora fueron hasta cuatro las llegadas con peligro de un Tenerife que estuvo a punto de marcar y que mostraba mucho más mordiente que un conjunto local que apenas inquietaba a su rival insular.

Aunque la mejor oportunidad la tuvo en sus pies Nono, tras romper el fuera de juego y plantarse esquinado frente a un Tomeu que metió sus manoplas para desviar con acierto (min.18).

El Tenerife dominó con suficiencia aunque demostró sus carencias ofensivas durante la primera mitad ante un Albacete que pareció más un equipo de Segunda división B que uno de Segunda durante los primeros cuarenta y cinco minutos.

Después del descanso se vio otra imagen del conjunto castellanomanchego, más encima de su rival y con más protagonismo con balón, realizando su primer disparo del encuentro en el minuto 59 en un tiro lejano de Ortuño que se fue muy alto.

En el mismo minuto, un contragolpe de Álvaro Peña ponía un balón franco a un Manu Fuster que desperdiciaba el servicio con un remate raso desviado cuando en el banquillo local ya cantaban gol.

La réplica tinerfeña la ofreció Shashoua en el minuto 66 con un disparo que Tomeu Nadal desvió a saque de esquina. Fue en ese mismo córner donde el mismo delantero se la colocó en su pierna izquierda para batir al meta balear. Un golazo.

Le tocaba volver a remontar un duelo a un Albacete muy mermado psicológicamente que volvió a apostar por jugar con dos delanteros y que encajó otro tanto más en el minuto 83 tras un contraataque de Suso Santana que sirvió el cuero a Fran Sol para que el ariete fintase a Nadal.

De ahí hasta el final lo que pudo llegar fue el tercero en un disparo de Ramón Folch al larguero y un gol anulado a Suso Santana en fuera de juego.

Los tinerfeños celebraron con mucha euforia la victoria después de tres jornadas sin lograrlo ante un Albacete que encajó su cuarta derrota, suma ya siete citas ligueras sin ganar y es el colista de Segunda al sumar diez puntos en quince jornadas.

Ficha técnica:

0-Albacete: Tomeu Nadal, Benito (Carlos Isacc, min.19), Kecojevic, Gorosito, Caballo, Álvaro Jiménez (Nahuel, min.84), Diamanka (Silvestre, min.70), Azamoum, Álvaro Peña (Zozulia, min.70), Manu Fuster (Chema Núñez, min.70) y Ortuño.

2-Tenerife: Dani Hernández, Moore, Carlos Ruiz, Spicic, Pomares, Nono (Álex Muñoz, min.82), Aitor Sanz, Folch, Bermejo (Suso Santana, min.57), Vada (Shashoua, min. 57) y Manu Apeh (Fran Sol, min.75).

Goles: 0-1: Shashoua (min.67) 0-2: Fran Sol (min.83)

Árbitro: Ortiz Arias (Comité Madrileño). Mostró cartulinas amarillas a los locales Azamoum y Caballo, y ninguna a los jugadores visitantes.

Incidencias: encuentro correspondiente a la decimoquinta jornada de la Liga Smartbank disputado en el estadio Carlos Belmonte. EFE