EFESanta Cruz de Tenerife

Un diezmado CD Tenerife capituló ante un joven CD Mirandés que, con una soberbia segunda parte desarboló casi por completo al combinado tinerfeño.

Diez especulativos minutos iniciales en los que unos y otros se los pasaron prácticamente tanteado sus respectivos movimientos, dieron paso a un convulsivo intervalo en el que el balón merodeó las respectivas áreas con peligro, situación de la que supo sacar mayor provecho la hueste burgalesa.

Un centro desde la derecha de Moore en el minuto trece no lo supo atajar Limones, dejando el balón a los pies de Apeh, pero el remate del nigeriano lo rechazó el meta, para el posterior cabezazo de Zarfino recibir la misma respuesta del cancerbero visitante.

Un minuto después fue Bermejo el que probó fortuna con un disparo raso desde fuera del área, pero de nuevo Limones interceptó el lanzamiento, mientras que en el minuto 16 el peligró se trasladó al área local con un disparo de Iván Martín, pero Bruno Wilson rozó lo suficiente el balón para que se fuese a saque de esquina.

Este lanzamiento de córner desde la derecha por parte de Letic ocasionó un aciago embrollo entre Sipcic y Ortolá, puesto que el defensor, en su intento de dejarle el balón a su compañero, rozó el balón con la espalda para que el mismo se introdujera en la portería local.

Esta ventaja visitante la neutralizó el cuadro insular una vez superada la media hora de juego, cuando un largo centro de Moore desde la derecha permitió a Bermejo anticiparse a sus confusos defensores y, en caída, cabecear a la red cerca del punto de penalti.

Tras la reanudación el conjunto visitante se mostró mas agresivo, y sorprendió con una presión que dificultaba la salida de balón de los tinerfeños, y más aún a partir del minuto 58 cuando Bermejo dejó a su equipo en inferioridad numérica.

El buen resultado de esta presión, la merma local de sus bazas y las dudas de su zaga, propició que se fuera arriba la escuadra burgalesa y, poco a poco, fue capaz de cercar a su rival en campo propio hasta ver recompensado su esfuerzo.

Un robo de Schutte a su oponente Sipcic en el centro del campo, en el minuto 75, permitió al atacante encarar el área de Ortolá y servir para que Iván Martín chutara a puerta, pero Sipcic rozó ligeramente el balón y este se fue al larguero, para aprovecharse del rechace Jirka y marcar a puerta vacía.

Este segundo tanto burgalés no sólo le permitió encarrilar definitivamente el resultado a su favor, sino que desarboló por completo al equipo tinerfeño, que poco después de encajar el tanto perdió al recién incorporado Javi Alonso y con él toda posibilidad de respuesta o reacción.

Ficha técnica:

1 - CD Tenerife: Ortolá; Moore, Bruno Wilson, Sipcic, Alex Muñoz; Suso (Jacobo, m.61), Zarfino (Alberto, m.88), Aitor Sanz (Javi Alonso, m.76), Pomares (Jorge, m.76); Bermejo y Manu Apeh (Shashoua, m.88).

2 - CD Mirandés: Limones; Víctor, Vivian, Berrocal, Letic; Jirka (Carlos Julio, m.89), Javi Muñoz, Meseguer (Javi Jiménez, m.94), Ezzarfani (Caballero, m.81); Iván Martín y Schutte.

Goles: 0-1, M.17: Letic. 1-1, M.31: Bermejo. 1-2, M.75: Jirka.

Árbitro: David Gálvez Rascón (Comité Madrileño). Expulsó al local Bermejo (m.58) por doble cartulina amarilla, y a Javi Alonso (m.85) por una dura entrada a un rival, además, amonestó a los visitantes Letic (m.55) y Berrocal (m.57).

Incidencias: Partido de la tercera jornada de LaLiga SmartBank disputado en el estadio Heliodoro Rodríguez López, sin espectadores. EFE