EFEVitoria

El Kirolbet Baskonia superó su plaga de bajas, que provocó que jugara con sólo ocho jugadores, con una gran segunda mitad para vencer 83-66 ante un Herbalife Gran Canaria que no aguantó el despliegue físico de los vascos.

Vincent Poirier con 24 puntos de valoración e Ilimane Diop con 25 suplieron la baja de última hora del alemán Johannes Voigtmann que dejó casi sin efectivos habituales en el juego interior azulgrana.

A éstos se les unió un magistral Marcelinho Huertas con 29 puntos de valoración, que desde la lesión de Tornike Shengelia se ha convertido en el alma de los vitorianos.

Los canarios se cayeron en la segunda mitad y no lograron mantener el ritmo al Baskonia y solo Ondrej Balvin al principio y Marcus Eriksson después, pudieron plantar cara en el Buesa Arena.

El Gran Canaria castigó en la pintura al Baskonia desde los primeros instantes de un partido que se puso cuesta arriba para los vascos antes de comenzar debido a los problemas físicos de los vitorianos en la pintura.

Los de Velimir Perasovic estuvieron imprecisos en ataque, mientras que el checo Ondrej Balvin y el francés Kim Tillie se encargaban de ampliar la diferencia hasta el 9-21, aunque los azulgranas reaccionaron en la recta final del primer acto para establecer un 16-23.

Consciente de las limitaciones de su equipo, el técnico croata hizo constantes rotaciones en el quinteto que estuvo en pista para intentar contrarrestar el juego interior canario, que puso en serios problemas a su equipo.

Los azulgranas crecieron desde el trabajo defensivo y varios robos de balón posibilitaron canastas fáciles que terminaron por apretar un duelo, 27-30 (min. 14), marcado por las imprecisiones de ambos contendientes.

Dos triples del sueco Marcus Eriksson volvieron a abrir un pequeño hueco cuando el Baskonia le echaba el aliento en el cogote al Herbalife, que se fue al descanso por delante, 39-42.

La superioridad canaria en el rebote se mantuvo en la reanudación, pero el Kirolbet le dio la vuelta al partido desde el tiro libre y consiguió encontrar la estabilidad con Vincent Poirier e Ilimane Diop en la pintura.

Precisamente un triple del hispano-senegalés y otro de Marcelnho Huertas cerraron un tercer capítulo muy trabado que dejó al Baskonia por delante, 55-51.

El parcial azulgrana continuó hasta el 12-2 y se abrió una brecha de diez puntos para los locales en el arranque de un último capítulo, donde los hombres de Velimir Perasovic encontraron su sitio, después de muchos minutos por detrás en el marcador.

Los vascos no bajaron su intensidad defensiva y lograron aumentar la diferencia ante un desconocido Gran Canaria que fue de más a menos durante un choque en el que cedió ante el acierto final del Kirolbet, que consiguió el triunfo por 83-66 con mayor comodidad de lo esperado, tal y como había comenzado el partido.

- Ficha técnica:

83 - Kirolbet Baskonia (16+23+16+28): Huertas (24), Janning (3), Hilliard (9), Shields (7) y Poirier (20) -cinco inicial-, Penava (2), Vildoza (5) y Diop (13).

66 - Herbalife Gran Canaria (23+19+9+15): Oliver (2), Eriksson (11), Rabaseda (-), Báez (12) y Balvin (16) -cinco inicial-, Magette (-), Vene (-), Paulí (2), Pasecniks (4), Strawberry (5), Fischer (5) y Tillie (9).

Árbitros: Christos Christodoulou (Grecia), Fernando Rocha (Portugal) y Milan Nedovic (Eslovenia). Sin eliminados.

Incidencias: Partido correspondiente a la decimoctava jornada de la Euroliga disputado en el Fernando Buesa Arena ante 9.812 espectadores. EFE

1011598

jd/arh