El jugador del Iberostar Tenerife, Álex López, ha dicho en declaraciones a los medios que las sensaciones de inicio son "buenas" y que el equipo está "creando grupo y conociéndose fuera de la pista".

El jugador tinerfeño ha pasado este lunes el reconocimiento médico de inicio de temporada junto a sus nuevos compañeros Fran Guerra, Tomasz Gielo, Santi Yusta, Dani Díez y Gio Shermadini.

"Al ser de Tenerife me ha tocado ayudar a los demás para que se acoplen lo mejor posible", ha indicado López, quien ha reconocido que es "una suerte" para el grupo contar con un jugador que conoce la isla.

A pesar de actuar como cabecilla del grupo en este aspecto, López no cree que esto signifique que vaya a ser capitán porque "hay jugadores más veteranos que conocen mucho más la liga".

Ser capitán sería "un orgullo" para López, pero seguirá "echando una mano a los que vengan" tenga o no este reconocimiento.

Álex López fue el primer fichaje anunciado por el Canarias este verano, tras el se unió el resto de jugadores que conformará la plantilla la cual López considera "un equipazo".

No obstante, por el momento el grupo no se marca grandes objetivos deportivos dado que "lo que toca ahora es hacer grupo y crear buena química" aunque el tinerfeño ha señalado que ya hay "ganas de empezar el trabajo diario en cancha".

Esta temporada, López tendrá que experimentar no solo un cambio de equipo, sino también una nueva posición de juego ya que tendrá que emplearse como base tras muchos años jugando de escolta.

Además, el que será el base titular de la plantilla, Marcelinho Huertas, se encuentra preparando la Copa del Mundo de China con su país, Brasil, por lo que López será el único uno del equipo durante la pretemporada.

El tiempo que López tendrá que ejercer como principal dirigente del grupo dependerá de cómo le vayan las cosas al conjunto brasileño en el campeonato, no obstante, López ha asegurado que "ya tiene ganas de que Huertas llegue a Tenerife para aprender de él" porque "es un base de primer nivel europeo".

López empezó a desempeñar las tareas del uno a mediados de la pasada campaña en su antiguo equipo, el San Pablo Burgos, por ello ha indicado que "aprenderá cada día" del cestista brasileño, dada la poca experiencia que tiene en este puesto.

Ha manifestado que se siente seguro de su rendimiento actual ya que cada año ha ido "mejorando poco a poco".

Sin embargo, ha indicado que le gusta "pensar que lo mejor está por llegar" y que el pabellón Santiago Martín podrá disfrutar del nivel más alto de jugador durante la campaña 2019/2020. EFE