EFEBarcelona

La grancanaria Carla Suárez, número 55 del ránking de la WTA, ha anunciado este martes que 2020 será el último año que dispute el circuito profesional.

"El mensaje es claro y será breve. Simplemente quiero anunciar que 2020 va a ser mi último año como tenista profesional", ha declarado en rueda de prensa.

Suárez ha asegurado que, a sus 31 años, ha empezado a tener "otras prioridades", que el tenis es "un deporte muy exigente que requiere muchísimo sacrificio" y que además desea dedicarle más tiempo a su familia.

"Como sabéis, yo soy canaria y, aunque a los 18 años me mudé a Barcelona, a los 14 o 15 ya estaba viajando por el mundo, y llevo mucho tiempo alejada de mi familia. El tiempo pasa, no lo podemos recuperar y me apetece mucho estar con ellos. Siento que es lo correcto, y es lo que el corazón me pedía", ha confesado.

En cualquier caso, Carla Suárez ha advertido de que nadie espere que vaya a relajarse en el año de su despedida.

"Todavía estoy en condiciones de jugar un año más aspirando a todo. Tanto mi equipo como yo estamos totalmente comprometidos y queremos terminar de la manera más profesional posible. No se lo tomen como una despedida. Espero que este último año podamos disfrutar todos juntos", ha dicho a los periodista convocados en el CT Barcino.

Y es que la canaria se ha marcado objetivos muy ambiciosos para 2020: "Me gustaría acabar el año 'top-ten', porque siempre he pensado que tenía nivel para serlo (llegó a ser durante algunas semanas sexta del mundo en febrero 2016). Y, en este sentido, será muy importante preparar bien los Grand Slams. Y el otro objetivo es clasificarme para los Juegos Olímpicos de Tokio".

Entre los sueños no cumplidos, "saber lo que se siente al ganar un Gran Slam" -lo máximo que ha llegado ha sido cuartos de final-, aunque subraya que el tenis le ha dado "mucho más" de lo que podía esperar cuando empezó a jugar "con once o doce años".

"Esa niña no imaginaba llegar adonde ha llegado", ha apuntado Carla Suárez, ganadora de dos títulos ATP (Oeiras 2014 y Doha 2016) y finalista en otras nueve ocasiones.

En cualquier caso, Suárez ha insistido en que la decisión de retirarse a una edad relativamente temprana "no ha sido tomada a la ligera sino que está muy meditada" y que no tiene nada que ver con los problemas físicos que ha tenido en los últimos años y que "forman parte de la carrera de cualquier tenista".

"¿Si me da vértigo la retirada? Hace año y medio que me he estado planteando cosas y hablando con mi equipo de ello. De momento no tengo vértigo, sino muchas ideas en mente y algunos proyectos que ya están activo", ha concluido. EFE

gmh/ea

(vídeo)