EFETelde (Gran Canaria)

El entrenador del Rocasa Gran Canaria, Carlos Herrera, ha considerado este lunes que su equipo tiene “una buena plantilla” y “no sólo para este año, sino mirando al futuro”.

Antes de dar comienzo el primer entrenamiento del equipo esta pretemporada, Herrera se ha declarado contento con los nuevos fichajes y ha considerado que todas son jugadoras que “buscaban” y que “van a aportar al equipo”.

Además, ha explicado que este curso el equipo es “mitad y mitad” en cuanto a veteranía y juventud, dado que tienen “fichajes veteranas como Iara Grosso, quien conoce la liga y el idioma”.

Además de la internacional uruguaya, también se han incorporado a la disciplina del conjunto teldense la japonesa Mizuki Hosoe, la andaluza María Gomes y la austriaca Adriana Marksteiner.

“La temporada pasada no la voy a olvidar. Empezamos con todas las ganas del mundo, de intentar hacerlo lo mejor posible y de pelear por todo lo que se nos ofrece”, ha repasado para concretar que a medida que avanzó el curso, éste les puso “en su sitio” porque “no hicieron las cosas bien”.

Al entrenador le hubiera gustado que Paula Valdivia y Sayna Mbengue se hubiesen recuperado al “cien por cien” de sus lesiones para este primer entrenamiento, dado que considera que “el equipo tiene un plus” con ambas, pero todo dependerá de cómo vayan evolucionando.

“Tenemos una buena plantilla. No sólo para este año sino mirando al futuro”, ha añadido.

Herrera ha lamentado la situación de incertidumbre generada por la crisis sanitaria pero ha asegurado que su club “va a entrenar pensando que todo va a ir a mejor, que van a competir en la Copa de la Reina y que todo va a salir bien”.

Preguntado por la presencia de más equipos canarios este año en la Liga, el entrenador de las teldenses ha considerado que “la economía” canaria se beneficiará de los ascensos deportivos, aunque “haya dos en un grupo y dos en otro”.

En ese sentido, Herrera ha explicado que prefiere el formato de liga de todos contra todos porque “es mucho mejor y más vistoso”, pero ha reconocido que es una situación derivada de los tiempos de preparación que tiene que tener la selección y es algo a lo que deben “adaptarse” todos los equipo. EFE

1011856

lha/jmr

(foto)