EFELas Palmas de Gran Canaria

Christian Ramos, jugador del Vecindario Gran Canaria, ha valorado el triunfo por la mínima logrado en el feudo del Textil Santanderina, después de remontar un 2-0, y ha recalcado la "gran importancia del grupo".

"Tanto titulares como suplentes hemos sido claves para culminar una remontada como la protagonizada", subraya Ramos en el comunicad remitido por su club.

Recuerda que sabían que iba a ser un partido bastante complicado porque el cántabro "es un equipo que en su casa aumenta mucho su nivel y cuesta mucho jugar en un cancha que siempre se llena con su afición".

"El público era consciente de lo mucho que estaba en juego, para evitar que su equipo se encuentre en la zona de peligro en la recta final de la temporada", apunta.

En su opinión, el rival jugó dos sets a un nivel bastante completo, arriesgando en el saque, cometiendo pocos fallos y, además, en porcentaje de cambios estuvieron bastante acertados. "nosotros no llegamos a sentirnos cómodos con el juego en ese momento del partido, sin encontrar la regularidad necesaria para poder ganar algún set", reconoce.

"A partir del tercer set y a raíz de los cambios, por el aporte de los jugadores que salieron desde el banquillo, como por ejemplo Marcelo Hister, que suele ser titular, al igual que Manu, que demostró una gran actitud y, sobre todo, a Matías Ocampo, en ese papel que suele tener en el que le toca ver gran parte de los partidos desde fuera y con su salida reaccionó al equipo", señala.

Ramos cree que gran mejoría demostrada en el cambio y el cometer pocos errores llevaron las "dudas" al Santanderina, que se veía ya con una victoria por 3-0.

"El equipo supo reaccionar y fue capaz de ir a remolque en el partido hasta conseguir el 2-3 final y poder hacernos con la victoria", concluyó.