EFELas Palmas de Gran Canaria

El 30 Campeonato Mundial de Windsurf, que se disputará entre el 14 y el 22 de julio en Gran Canaria, con un presupuesto de 150.000 euros, igualará por vez primera la cuantía de premios en metálico en las categorías masculina y femenina.

La competición reunirá a unos 110 windsurfistas procedentes de 19 países -25 de ellas mujeres y 46 junior-, entre los que están los mejores del mundo en la modalidad de olas, quienes deberán enfrentarse a rachas de viento que podrían llegar a los 90 kilómetros por hora y olas hasta de dos metros, según indican las previsiones meteorológicas.

Por lo que se refiere a la flota sénior de windsurfistas grancanarios, estará integrada por las hermanas Daida e Iballa Ruano, vigentes campeona y subcampeona mundial, respectivamente, además de Omar Sánchez, Darío Ojeda, Nayra Alonso, Pablo Ramírez, José Romero y Marino Gil.

La laureada Daida Ruano, en representación del Club Deportivo Morenotwins, ha resaltado que al fin la lucha por la igualdad de géneros ha dado sus frutos este año y en tal sentido recordó que hace casi dos décadas, en 1999, el 80% de los premios en metálico iban destinados a los riders masculinos y el 20% restantes a las féminas.

El presidente del Cabildo grancanario, Antonio Morales, ha indicado durante la presentación que este año habrá un total de 35.000 euros en premios en para cada categoría, lo que corrige el desfase de la edición anterior, en el que las mujeres percibieron 15.000 euros por 35.000 los hombres.

Asimismo, ha destacado el "extraordinario impacto mediático" que supone esta prueba del Mundial para Gran Canaria, y ha recordado que el año anterior llegó a 38 millones de aficionados en todo el mundo.

Por su parte, el consejero de Turismo, Cultura y Deportes del Gobierno regional, Isaac Castellano, ha asegurado que el Gobierno canario "está orgulloso" de ser partícipe de esta competición, de la que ha dicho que está destinada a un segmento clave en el turismo, como es el que está ligado al mar y a los deportes náuticos.

Castellano también ha revelado el "carácter exigente" de la prueba, lo que hace que muchos riders -varios de los cuales han estado en la presentación- vengan a entrenar a Pozo Izquierdo con antelación para intentar adaptarse lo mejor posible a las características de la zona antes del inicio competitivo.

Mientras, la alcaldesa de Santa Lucía de Tirajana, Dunia González, ha comentado que durante el Mundial no solo se podrá disfrutar del viento y las olas en Pozo Izquierdo, sino también con actividades paralelas de ocio destinadas a toda la familia, además de otras solidarias, así como de iniciativas que pretenden concienciar a la población para que sea respetuosa con el medio ambiente. EFE