EFELas Palmas de Gran Canaria

El delantero colombiano Juanjo Narváez, de la Unión Deportiva Las Palmas, confía en "mirar hacia arriba" cuando se reanude la competición de LaLiga SmartBank, en la que el conjunto amarillo había encadenado once partidos sin ganar antes del parón por el coronavirus Covid-19.

El futbolista cedido por el Real Betis atendió este lunes a los medios de comunicación, vía telemática, al inicio de una nueva semana de trabajo en la Ciudad Deportiva de Barranco Seco.

"A partir de mañana -martes- empezaremos a entrenar en dos grupos y eso es muy importante para volver de la mejor forma posible a los partidos", indicó.

Narváez tiene claro que lo primordial ahora es que el equipo "vaya tomando la forma física, que es quizás lo que más se pierde, pero las sensaciones están siendo muy positivas para todos".

El colombiano aseguró que el equipo solo piensa en lograr la victoria ante el Girona en el Estadio de Gran Canaria, cuando vuelva la competición.

"Tenemos que ir partido a partido e ir a por los tres puntos. Es importante empezar con buen pie para ir mirando hacia arriba", añadió.

La Unión Deportiva ocupa el puesto decimoquinto de la clasificación, con 38 puntos, y a está a solo tres de la zona de descenso, y a ocho de los puestos de promoción de ascenso.

El jugador amarillo es consciente de la dificultad que tienen los once encuentros que restan de temporada, con el consiguiente desgaste "tanto mental como físico".

En cuanto a la situación actual, por la pandemia, Narváez asume que hay "un mínimo riesgo con todo lo que está pasando", pero deben ser profesionales y llevar esta situación "con la máxima responsabilidad posible".

Por otra parte, aseguró que los capitanes han hablado con el club y han llegado a un acuerdo, que queda "dentro del vestuario", pero avanzó que están "contentos con lo pactado" con la entidad.

Narváez finalizó su intervención asegurando que lo más difícil de la vuelta a la competición será jugar sin público, ya que echarán de menos a la afición "sobre todo en casa", pero que deben "respetar las normas de seguridad por la situación que estamos viviendo". EFE