EFETeror (Gran Canaria)

El Herbalife Gran Canaria ha visitado a la Virgen en la Basílica Nuestra Señora del Pino de Teror para realizar su tradicional ofrenda floral, "coger fuerzas" y pedirle "mucha salud, que no haya lesiones y una buena temporada", ha declarado este jueves durante la ofrenda el escolta Oriol Paulí.

"Para nosotros es un placer venir aquí a ver a la Virgen y que nos traiga mucha suerte", ha añadido Paulí, quien ha sido el encargado de explicar a sus compañeros extranjeros, en concreto a los americanos, que el equipo amarillo realiza esta visita cada año "como un ritual para coger fuerzas y para que dé mucha salud".

Por ahora, previo al inicio de la Liga Endesa de baloncesto, el objetivo de los jugadores del 'Granca' es "hacer una piña y conocerse", ya que son "muchos jugadores nuevos, pero con muchas ganas de hacer un gran año deportivo", ha destacado Oriol, quien ha recordado que aún muchos compañeros del club compiten en el Mundial de China.

"De momento los que estamos aquí trabajamos muy bien, hemos jugado un torneo en Lisboa, del que salimos bastante contentos, y pudimos trabajar bien lo que venimos aprendiendo desde principio de pretemporada", ha añadido el catalán.

En Referencia a las demandas del nuevo entrenador amarillo,el griego Fotis Katsikaris, Paulí desvela que les pide a los jugadores que se apliquen "con mucho carácter en defensa" y que sean un equipo "muy sólido atrás para, a partir de ahí, empezar a construir el ataque".

El Herbalife Gran Canaria debe "prepararse bien" y "hacer un buen grupo" para cuando llegue el resto de la plantilla que se enfrentará mañana a Australia en las semifinales del Mundial, en lo que Oriol Paulí ha definido como "un duelo muy difícil" porque la selección rival "juega muy listo y sabe cómo atacar a su rival".

Sin embargo, el jugador del Gran Canaria ha augurado que la selección española sacará en semifinales "su carácter, ese gen ganador" para "poder disfrutar de la gran final". EFE