EFEIsidro Quintana Las Palmas de Gran Canaria

El Herbalife Gran Canaria, que se reencontrará con la Eurocup 20/21, vive los momentos más desconcertantes de la últimas temporadas al carecer de entrenador y de un director deportivo que gestione esa contratación, y todo ello con el interés de su dueño, el Cabildo Insular, de vender la mayoría de las acciones del club.

La crisis económica que acompaña a la pandemia de la Covid-19 tampoco ayuda a la entidad que preside Enrique Moreno -en el cargo por ahora-, pues habrá un ostensible recorte en el capítulo de ingresos en la próxima temporada, desde la taquilla hasta copatrocinadores y de la propia ACB, que reducirá entorno al 30 % el presupuesto de esta última campaña, que ascendió a 8,6 millones de euros.

Este recorte de las cuentas se verá reflejado en las nóminas de jugadores y cuadro técnico, pues no se alcanzarán los 5,2 millones presupuestados en el curso 2019-2020 y, en algunos casos, obligará a renegociar las prestaciones salariales de unos y otros.

Aunque lo que prima es la incertidumbre, fuentes próximas a la entidad han confirmado a Efe que el nuevo proyecto deportivo del 'Granca' cuenta con el alero madrileño Javier Beirán, el ala-pívot georgiano Beqa Burjanadze y los pívots estadounidenses Matt Costello y John Shurna, éste último al no ejercerse la opción de corte en la fecha prevista.

Otros jugadores de la última plantilla amarilla también conocen el deseo de prórrogar sus contratos, aunque dependerá bastante de la aceptación de rebajas y, asimismo, de lo que estime al respecto el entrenador que releve en el banquillo al griego Fotis Katsikaris y del nuevo director técnico.

También es otro deseo de la entidad que tres de las doce fichas profesionales sean para las promesas más futuribles de su filial y, salvo sorpresa, los llamados a vestirse de amarillo para las rotaciones son Olek Balcerowski, Khalifa Diop y Jovan Kljajic.

Asimismo, los rumores de los últimos días colocan al exjugador del 'Granca' Willy Villar como el primer aspirante para asumir las tareas ejercidas por Berdi Pérez, pero el canario mantiene una relación contractual con el Estudiantes madrileño y, de no solventarla, le impediría recalar en su isla natal.

Además, hay importantes decisiones que casi no admiten espera y debe asumir el nuevo director técnico, dado que las fechas avanzan y se tiene que decidir a qué jugadores se les alargará contrato y a quienes no, pero sobre todo al que será el líder del cuerpo técnico.

No lo tiene nada fácil Enrique Moreno. En él se centra ahora la mirada de la afición grancanaria, en especial después de que el consejero de Deportes del Cabildo, Francisco Castellano, afirmase el pasado jueves que le corresponde al presidente del 'Granca' tomar esas decisiones y que la próxima semana esperaba noticias.

Efe ha podido contactar este domingo con Moreno, quien ni ha confirmado ni desmentido estos supuestos y, tras asegurar que el club está "trabajando muchísimo y sin descanso" en estas fechas, se ha comprometido a dar noticias sobre estos y otros asuntos durante la próxima semana. EF