EFELas Palmas de Gran Canaria

El grupo del PP en el Cabildo de Gran Canaria ha pedido este lunes al presidente de la corporación, Antonio Morales (NC), una "reacción inmediata" que ponga freno al "hundimiento institucional y deportivo" que percibe en el club de baloncesto Herbalife Gran Canaria.

"Más allá de las derrotas, que no son más que la punta del iceberg, el CB Gran Canaria está atravesando momentos muy complicados y el Cabildo, como propietario y máximo accionista, debe actuar con urgencia para corregir el rumbo y sentar las bases de un nuevo proyecto que ilusione y garantice a medio y largo plazo la viabilidad de un club desnortado y en caída libre", sostiene el PP.

En un comunicado, el grupo popular aboga por despolitizar y privatizar el club, "como manda la normativa europea", y por impulsar "un cambio radical en la estructura y el modelo de gestión de una sociedad anónima deportiva sostenida con fondos públicos que cada día suma más pérdidas económicas, más pleitos en los juzgados y menos afición en las gradas".

A juicio del PP, tanto Antonio Morales como el consejero insular de Deportes, Francisco Castellano (PSOE), "son los máximos responsables de la inquietante deriva de un club consolidado desde hace años en la élite del baloncesto nacional pero que poco a poco está perdiendo su prestigio, sus señas de identidad y los valores fundacionales de aquel equipo nacido en los años sesenta en el patio del colegio Claret".

El PP considera que, entre las causas que han llevado al CB Gran Canaria a la situación actual, figura "la desastrosa gestión económica por parte del Cabildo, que, incumpliendo sus propios compromisos y desoyendo las advertencias de la Unión Europea, ha seguido incrementando la aportación de dinero público hasta alcanzar los 4,2 millones de euros para la presente temporada, casi el 44 % del presupuesto total del club (8,6 millones)".

"Por estos motivos, el PP decidió votar en contra del proyecto de presupuestos para el curso 2020/21 que se abordó en el último consejo de administración del club, pues el objetivo debe ser justo el contrario: disminuir los patrocinios públicos y establecer una nueva hoja de ruta para dar entrada, con todas las garantías necesarias, a gestores privados de acreditada solvencia y con experiencia profesional en el deporte de élite", añade. EFE