EFELas Palma de Gran Canaria

El sorteo de la Copa CEV de voleibol ha clasificado al Gran Canaria Urbaser para disputar los octavos de final de la segunda competición europea, sin pasar por la ronda de dieciseisavos, según ha informado al propio club.

Gracias a este pase directo, las subcampeonas de la Liga Iberdrola se incorporarán a la competición europea tras las Navidades.

El año pasado, el Gran Canaria Urbaser debutó en la Liga de Campeonas, pero fue eliminado en el primer choque por el Mladost Zagreb y tuvo que seguir la temporada en la Copa CEV.

En un comunicado, el técnico del equipo, Marcos Dreyer, defiende que "hay que aprovechar el tiempo" que les ha dado este sorteo "para preparar una competición tan exigente".

"Es una suerte y una tranquilidad haber pasado para poder planificar mejor la pretemporada y el inicio de Liga. Tuvimos suerte, pero sabemos que nos tocará un rival más difícil", apunta.

Dreyer reconoce que está contento, porque cuando el equipo se estrene en esta edición de la Copa CEV sus jugadoras estarán ya "mucho más rodadas" para las exigencias de la competición europea.

"Vamos a poder analizar y conocer los rivales. Creo que hemos tenido suerte y hay que aprovechar el tiempo que tenemos para preparar una competición tan exigente", añade. EFE