EFEMadrid

Francis Díaz, entrenador del UDG Tenerife Egatesa, aseguró que para su equipo es un premio estar entre los cuatro conjuntos que disputarán las semifinales de la Copa de la Reina.

"Es un premio estar aquí, no contábamos en ninguna quiniela. Y nos lo hemos ganado en el verde. Es justísimo que estemos los cuatro equipos que estamos. Respetamos al rival muchísimo y partimos de esa base. Con humildad, con los pies en el suelo", explicó antes del duelo que deberá medirles contra el Sporting Club de Huelva por el pase a la final.

En cuanto al rival, señaló: "Es un equipo muy difícil. No es liga, es una competición donde hay muchos factores que inciden en los mecanismos del partido. Hemos trabajado las circunstancias que nos permitan tener herramientas para solucionar los posibles problemas que tengamos. Les tenemos un gran respeto, no les vamos a descubrir ahora. Tienen una muy buena plantilla, ahí están sus resultados".

"Han dejado en la cuneta a todo un Atlético, hay que tenerlo muy en cuenta. Queremos salir muy enchufadas, estar muy concentradas y sabiendo que nos enfrentamos a un rival que ya ha sido campeón. Para nosotros sería un hito histórico jugar al final. Vamos con respeto, ganas, intensidad y concentración", añadió.

Preguntado acerca de qué le ha dicho a sus futbolistas, manifestó: "Lo único que les he pedido es que sean ellas mismas, que sigan divirtiéndose en el terreno de juego. La eliminatoria está al cincuenta por ciento, esto no es liga regular. Es una moneda al aire y depende de muchos factores que no son controlables. Pero los controlables los hemos trabajado muchísimo".

"Creo que hemos hecho una semana brutal, este tipo de partidos necesitan muy poco trabajo por parte de los técnicos porque la motivación está en el ambiente, se nota que tienen muchísimas ganas de jugar", agregó.

Además elogió al fútbol femenino: "Llegué hace y me ha enganchado, estoy enamorado. Cuando llegué tenía cierto respeto porque me enfrentaba a un mundo igual que el masculino pero con diferentes circunstancias"

"Me enganchó desde el minuto uno, desde que las vi trabajar, cómo se cuidan, que son buena gente, que son buenas deportistas y sobre todo que son buenas futbolistas. Si queremos crecer en el fútbol femenino, es el momento de demostrarlo acudiendo a presenciar la Copa de la Reina independientemente de qué equipo esté", completó. EFE

1011208

cmg/jl