EFELas Palmas de Gran Canaria

El nuevo entrenador de la UD Las Palmas, Xavi García Pimienta, ha manifestado este lunes en su presentación que se identifica "claramente" con el estilo de fútbol del extécnico amarillo Quique Setién y que espera repetir lo que el preparador cántabro consiguió en su etapa en el equipo.

El técnico barcelonés, de 47 años, se siente "identificado" con la "materia prima" que tendrá en una plantilla "maravillosa", que coincide con su manera de "entender el fútbol", tras una dilatada etapa en la cantera del FC Barcelona.

García Pimienta no esconde que el objetivo con el que llega es "intentar subir a Primera División", porque deben ser "ambiciosos" y hay "tiempo" para ello, "casi toda la segunda vuelta por delante".

De su forma de jugar, reconoce que el 4-3-3 que le ha acompañado en la cantera azulgrana puede ser el dibujo a emplear, pero con algunas "variables" que no quiere desvelar "para no dar muchas pistas", si bien tiene claro que todo ello debe ir acompañado de un rigor defensivo, porque "no se ganan partidos solo con el talento".

"Hay que jugar bien pero al mismo tiempo competir y, cuando no tengamos el balón, intentar recuperarlo rápidamente, ganar duelos, segundas jugadas, acciones a balón parado... hay que combinar esas dos facetas", ha explicado en rueda de prensa telemática.

García Pimienta llega acompañado de su segundo entrenador, Álex García, y ha revelado que ambos siempre habían pensado que por la forma de juego que tienen, la UD Las Palmas era el equipo "ideal" para entrenar, y al que llegan "responsabilizados sabiendo cuál es el objetivo del club".

El nuevo técnico amarillo ha restado importancia a su falta de experiencia en el fútbol profesional, porque tenía una "exigencia máxima" en el filial del FC Barcelona, un equipo "que ha luchado por dos ascensos", por lo que este nuevo objetivo "no me asusta para nada".

García Pimienta sabe a donde llega, "a sustituir a uno de los mejores entrenadores de España como Pepe Mel, con un currículum que ya me gustaría tener, y es un reto mayúsculo", ha añadido.

El preparador catalán ha dicho que la exigencia será "máxima" desde el primera día y, con respecto a la polémica salida nocturna de varios futbolistas, ha comentado que "todo el mundo se equivoca", pero esa situación la deben corregir los propios jugadores porque en el fútbol profesional deben ser "exigentes con ellos mismos". EFE

1011210

rg/jmr