EFELas Palmas de Gran Canaria

El presidente de la UD Las Palmas, Miguel Ángel Ramírez, ha manifestado que el club negocia la posibilidad de jugar con público sus partidos de casa, en el estadio de Gran Canaria, lo que convertiría al recinto isleño en el primero del mundo en hacerlo con presencia de aficionados durante la crisis sanitaria por la pandemia del coronavirus (Covid-19).

Así lo ha asegurado este lunes el máximo dirigente del club insular en una entrevista concedida a la emisora oficial UD Radio, en la que también ha explicado que todo estaría supeditado a una última validación, si la comunidad autónoma de Canarias entra en la fase 3 de la desescalada, de forma previsible el próximo lunes, día 8.

Ramírez ha explicado que ha negociado con LaLiga esta posibilidad, y que de forma paralela ha mantenido conversaciones con el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, y con el del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales.

El dirigente isleño sostiene que lo que ha negociado con LaLiga "es que si el territorio entra en fase 3 y las competencias pasan al Gobierno de Canarias, he negociado con Ángel Víctor Torres la posibilidad de abrir el estadio a los aficionados y ha dado el visto bueno".

Además, Ramírez asegura que el presidente del Cabildo de Gran Canaria, institución propietaria del estadio, también ha visto la posibilidad "con buenos ojos".

Ramírez ha matizado que LaLiga les ha exigido unos protocolos que están diseñando, y que, con posterioridad, necesitarían la autorización sanitaria.

"Hemos hablado con LaLiga para explicarles que si pasamos a fase 3, podemos demostrar que somos un destino seguro. El Gran Canaria se podría convertir en el primer estadio del mundo donde se pueda ver fútbol desde las gradas. Hemos sido bastante ambiciosos en este objetivo y parece que lo vamos a conseguir", ha subrayado, para añadir acto seguido que su deseo es anunciarlo la próxima semana.

Por otra parte, Ramírez garantiza que la UD Las Palmas competirá lo que resta de esta temporada y la próxima con un crédito de 3,3 millones de euros que ha avalado de manera personal.

"LaLiga nos ha exigido a todos los equipos tener tesorería suficiente para aguantar hasta el 30 de septiembre. Hemos tenido que pedir un crédito y yo lo avalo", ha reconocido.

Ramírez ha añadido que de los 42 clubes del fútbol profesional, más de treinta "tienen serios problemas de tesorería", entre los que asegura no se encuentra la UD Las Palmas gracias al crédito obtenido, y porque tenían "recursos propios suficientes" hasta el 30 de junio, pese a dejar de tener ingresos desde mediados de marzo, cuando se paró la competición por la pandemia.

"Vienen momentos muy difíciles, un auténtico tsunami económico y problemas gravísimos. Nosotros hemos presentado el presupuesto de la próxima temporada, y vamos a hacer un esfuerzo importante para competir bien, con todas las garantías", ha concluido. EFE