EFELas Palmas de Gran Canaria

El defensa argentino Martín Mantovani, de la UD Las Palmas, ha manifestado que después de casi dos meses inactividad por la crisis sanitaria del coronavirus lo que más se nota en el regreso a los entrenamientos es la falta de velocidad de reacción, pero cree que es "cuestión de tiempo" llegar en buenas condiciones a la reanudación de LaLiga SmartBank.

Mantovani admite que haber entrenado en casa "no es lo mismo" y que ahora lo más importante es "que nadie tenga dificultades físicas", con el riesgo añadido de posible lesiones.

En ese sentido, valora que el equipo amarillo haya podido recuperar a futbolistas que llevaban mucho tiempo inactivos por diferentes problemas físicos.

El experimentado central argentino sabe que esperan partidos "muy difíciles" por delante, donde la mentalidad "va a ser lo más importante", y estas semanas de trabajo son "claves para llegar bien".

En cuanto al objetivo del equipo, Mantovani cree que pueden "conseguir cosas", pero para ello reconoce que primero deben "revertir" lo que hicieron mal hasta el momento del parón liguero -once partidos consecutivos sin ganar y abultada derrota en Gijón ante el Sporting (4-0)-, e ir "paso a paso".

Mantovani, uno de los capitanes del conjunto isleño, se muestra contento por la evolución de estas dos semanas de trabajo:

"Están siendo días muy positivos, nos hemos encontrado con un grupo fuerte que tiene ganas de comenzar la competición", ha asegurado al término del entrenamiento en la Ciudad Deportiva.

Además, analiza los cambios que se están produciendo en la forma de trabajar a diario debido a la pandemia, y apunta que "es todo diferente a lo que veníamos viendo hasta el momento, nos encontramos en una situación extraordinaria, pero lo importante es cómo lo está llevando el grupo, nos lo hemos tomado lo mejor posible".

El jugador argentino celebra que en esta nueva fase del protocolo de entrenamientos establecido por LaLiga y las autoridades sanitarias ya puedan trabajar en grupos, por lo que "las sensaciones con los compañeros son diferentes". EFE