EFETelde (Gran Canaria)

Pepe Mel, entrenador de la Unión Deportiva Las Palmas, ha manifestado hoy que su renovación no depende de los resultados, y mantiene su idea de hacerse cargo del proyecto del equipo amarillo para la próxima temporada.

El pasado domingo, tras la dura derrota ante el Cádiz en el Estadio de Gran Canaria (0-3), el técnico madrileño había sembrado la duda, con dos respuestas, acerca de su intención de continuar al frente del conjunto isleño, con el que ha iniciado conversaciones.

Sin embargo, este jueves, en rueda de prensa, ha aclarado que "un mal resultado" no condiciona su continuidad, reiterando que la entidad puede hacer un buen proyecto para intentar el ascenso a Primera División la próxima campaña.

"Nada ha cambiado. Mi renovación no depende de los resultados, y la experiencia me dice que tienes que estar en el club donde quieren que estés. Todo el mundo tiene que estar de acuerdo, estoy muy a gusto aquí y mi relación con el presidente es fenomenal. El futuro del club es espléndido si se hacen las cosas bien", ha asegurado.

Mel ha dejado entrever, sin expresarlo literalmente, que la actual plantilla no está compensada, con demasiados futbolistas "que piden el balón al pie, algo que no beneficia", y escasos efectivos en la banda para aportar "velocidad", déficit que el club "debe apuntar para el futuro".

Por ello, admite que el equipo esté "en una situación difícil", porque se proyectó de una manera "y ha salido la contraria", aunque el hecho de que él lleve solo seis semanas no le exime de tener que meterse en esa "vorágine" y tratar de buscar soluciones.

"Todo el mundo debe entender que he participado cero en confeccionar esta plantilla, pero cuando llego, me hago responsable de todo, no soy de escurrir el bulto y no voy a dar un paso atrás. La Unión Deportiva acabará conmigo al frente", sentenció. EFE

1011210

rg/tm