EFELas Palmas de Gran Canaria

El nuevo entrenador del Herbalife, Porfi Fisac, se hace cargo del equipo tras poner fin a su etapa en Zaragoza con el propósito que la afición insular "vuelva a ser feliz" y de que los jugadores con los que cuente sientan que representan a algo más que un club: "Esto es Gran Canaria" .

"Lo que me importa en mi carrera es lo que los jugadores transmitan a la afición. Me ha llevado a donde he estado", ha asegurado el técnico segoviano este jueves, durante el acto con el que el club ha presentado su nuevo proyecto, encabezado por Willy Villar como nuevo director deportivo y por él como entrenador.

Procedente del Casademont Zaragoza, Fisac ha explicado que se ha decidido a venir al Gran Canaria porque García, que a su vez llega de Movistar Estudiantes, le propuso su proyecto y porque percibe que el conjunto amarillo tiene "la misma sensación profesional" que él.

"Creo que coincido con Gran Canaria en un mismo punto, tanto por mi forma de ver la vida como por mi forma de creer en el futuro", ha dicho el técnico, para insistir en que su intención es "pensar sólo de aquí en adelante".

Por su parte, Villar ha asegurado que regresa al club al que ya defendió como jugador con el objetivo de "transmitir ilusión, que es lo que une a todos", ahora como director deportivo.

"El proyecto tiene varios componentes positivos: la potencia de lo que significa Gran Canaria en el baloncesto español, las posibilidades que tiene y su historia", ha dicho Villar.

Tampoco ha ocultado que hay "componentes personales" que le han animado a sustituir a Berdi Pérez en esas funciones, como el interés que el equipo le ha demostrado en contar con él este año.

Fisac ha adelantado que no ha venido a la isla a hablar de números ni a provocar cambios, sino que lo ha hecho por "un sentido de obligación" que tiene consigo mismo y que quiere "transmitir, en primer lugar, a todo el cuerpo técnico".

En este sentido, ha asegurado que, como entrenador, es "feliz" cuando sus doce jugadores "tienen la misma idea pero, sobre todo, cuando mi gente sale del campo con una sonrisa. Y eso es lo que voy a transmitir".

De esta forma, su objetivo es contagiar su ilusión a la plantilla y que esta la extienda a una afición que debe "volver a ser feliz" tras dos años complicados para el club y que se tiene que "sentir comprometida con el equipo".

"Es momento de aprender y transmitir ese carácter de energía y de fuerza que tiene Gran Canaria", ha dicho el técnico, y que él mismo ha experimentado varias veces como rival, cuando acudí a jugar a la isla con otros equipos.

El nuevo entrenador segoviano ha recalcado que, sin renunciar a ganar el máximo de partidos posibles, se compromete a que los aficionados saldrán del pabellón tras ver a sus jugadores "disfrutando y con una sonrisa", porque "se van a dejar todo lo que tengan y a sentir este club como el último". EFE