EFELas Palmas de Gran Canaria

El entrenador Porfirio Fisac se ha mostrado contento por el triunfo en su debut en el banquillo del Herbalife Gran Canaria, aunque ha reconocido "ha sido un partido apasionante y a la vez extraño, porque cuesta hacerlo pero hay que acostumbrarse de momento a jugar sin público".

"No es fácil ni siquiera para los árbitros, porque hay sonidos y gestos que antes pasaban desapercibidos y ahora toman una mayor dimensión. Son demasiadas cosas a tener en cuenta, pero hemos tenido la capacidad de superarnos", ha asegurado.

En su opinión, "no es fácil entrar en una prórroga para el equipo que iba por delante hasta ese momento en el marcador, pero hemos sabido aprender de esa situación; y ese aprendizaje nos ha dado una gran recompensa que ha sido la victoria". EFE