EFESanta Cruz de Tenerife

El jugador del Iberostar Tenerife Sasu Salin fue uno de los grandes protagonistas del partido que este sábado disputó su equipo ante el UCAM Murcia, no solo por anotar la canasta final, sino porque fue el que abrió el camino hacia el triunfo con sus canastas.

Pero la última canasta quedará marcada entre el equipo y en los aficionados porque después de ir perdiendo por 24 puntos en el tercer cuarto, la victoria fue para el Iberostar Tenerife.

"En la última jugada entre Marce (Huertas) y Gio (Shermadini) me la pasaron a mi y solo tenía un segundo para anotar y lo hice", dijo el jugador finlandés muy emocionado aún por el logro conseguido y, como ya lo califican mucho, "la victoria imposible".

Salin destacó que "fue un partido muy complicado. Llevábamos 24 puntos en contra en el tercer cuarto y sabíamos que era muy difícil ganar, pero metimos algunos tiros en el último cuarto y logramos meternos en el choque hasta esa jugada final".

Indicó sentirse muy satisfecho por hacer un buen partido, ya que anteriormente no había estado muy cómodo. "En los primeros partidos no tenía mucha confianza, pero en Murcia estuve más cómodo para anotar. después de meter el primero luego fue más fácil, cogí confianza. Soy un tirador y a veces tienes malas rachas, aunque ayer tuve un buen día".

Esta semana empieza a disputarse la Final a Ocho de la Liga de Campeones FIBA. "Estamos en un buen momento y necesitamos seguir trabajando así. En la Liga de Campeones tenemos la oportunidad de hacer buena cosas", aseguró. EFE