EFERedacción deportes

El dúo formado por la grancanaria Tara Pacheco y el barcelonés Florian Trittel tiene muchas opciones de convertirse en la tripulación que represente a España en los Juegos de Tokio en la clase mixta Nacra17 tras la renuncia de Iker Martínez y Olga Maslivets a competir por esa plaza.

El campeón olímpico y tricampeón mundial Iker Martinez y Olga Maslivets decidido no optar a participar en los próximos juegos debido a los problemas de lesiones que han tenido durante 2019.

Estos problemas les han provocado importantes contratiempos en su preparación deportiva y la proximidad del Campeonato del Mundo de la clase, que se disputará en Geelong (Australia) del 8 al 15 de febrero, y que es prueba clave para determinar la selección del equipo ha llevado al dúo a tomar esta decisión.

El campeón olímpico Iker Martínez, de 42 años, comentó: "Siempre intentamos salir al cien por cien en cualquier prueba que participemos pero sobre todo en unos Juegos Olímpicos, donde además del prestigio personal está en juego el de representar a España".

"Y mucho más cuando ya has conseguido dos medallas en los Juegos (logró el oro en la clase 49er. en Atenas 2004 y la plata en Pekín 2008). Las circunstancias que hemos vivido últimamente nos han llevado a tomar esta difícil decisión al ser plenamente conscientes de que nos sería imposible estar al cien por cien a tiempo para el Mundial", añadió.

"Aunque ahora toca pasar página ya estamos pensando en el futuro y en asumir nuevos retos que nos sirvan de motivación para continuar compitiendo al máximo nivel. Quiero agradecer a todos los que nos han ayudado en esta campaña olímpica y muy en especial al Consejo Superior de Deportes, a la Real Federación Española de Vela y al Equipo Movistar".

De esta manera, todo apunta a que la canaria Tara Pacheco, que ya fue olímpica en esta clase en Río 2016 junto a Fernando Echávarri (11º puesto), y el barcelonés Florian Trittel, que lograron la clasificación por país en el Mundial del año pasado serán el dúo que representará a España en Tokio. EFE