EFESanta Cruz de Tenerife

Txus Vidorreta, entrenador del Iberostar Tenerife, ha asegurado este martes que aplaude la decisión de la Liga de Campeones de "no cancelar la competición", así como de esperar hasta septiembre para poder jugar la fase final.

"Es evidente que todos los equipos tendrán una situación diferente en septiembre, jugadores nuevos, en muchos casos incluso entrenadores nuevos, pero la otra alternativa era cancelarla de forma definitiva", afirmó el entrenador del Iberostar Tenerife en las redes sociales del club canarista.

Para Vidorreta, "el que se haya encontrado esta opción de jugar una Final a Ocho y los cuatro equipos que tenemos una eliminatoria previa la juguemos también en septiembre, me parece una buena opción para que esta Liga pueda tener un campeón en el 2020 que creo que es algo muy positivo para la competición".

También, el técnico vasco del conjunto tinerfeño se mostró a favor de que la Liga ACB termine porque entiende que eso es positivo para todos los sectores de la sociedad. "Por supuesto estamos a favor de que la Liga ACB finalice", dijo Vidorreta, quien siguió comentando que "que se pueda reanudar la competición es muy importante para los clubes, para los profesionales, para los aficionados e, incluso, para el país".

En este sentido destacó que "que se pueda ver deporte en nuestras casa podrá suponer una sensación de vuelta a la normalidad. Eso si, siempre que exista garantías sanitarias y el gobierno lo permita".

Reconoció que los deportistas "echamos de menos a los aficionados. El no poder juntarnos cada quince días, se hace muy cuesta arriba".

"Sabemos que es una situación difícil, pero tenemos mucha ilusión por reencontrarnos lo antes posible. Todos tenemos en mente ese primer partido que podamos jugar en el Santiago Martín a reventar y esperamos que eso pueda ser lo antes posible", reiteró Txus Vidorreta.

Y mientras se llega a esa situación, los jugadores trabajan individualmente en sus casas y siempre bajo el control y la supervisión del preparador físico del club, Xisco Sanz.

"Para cualquier equipo y para todos, esta situación es muy incómoda porque es la primera vez que la vivimos", destacó el técnico, quien agrega que, en cualquier caso, "al equipo no le queda más remedio que hacer el trabajo individual en casa y cada uno de los jugadores está siguiendo las pautas que marca el preparador físico y lo que tratamos es mantenernos en contactos y activos, a la espera de tener la oportunidad de reanudar los entrenamientos en la cancha". EFE