EFEBadalona (Barcelona)

El Joventut consiguió con más sufrimiento de lo previsto su quinto triunfo consecutivo ante el Iberostar Tenerife (77-73) en un partido que se le complicó tras disponer de veinte puntos de ventaja (69-49) a siete minutos de la conclusión.

Los verdinegros no gestionaron bien su ventaja y se vinieron abajo ante el acierto de Shermadini, Salin y Lundberg y las decisiones arbitrales. Dos tiros libres anotados por Luke Harangody con 75-73 a ocho segundos del final pusieron fin a la remontada tinerfeña.

El Joventut tuvo el inicio soñado (13-2, min. 4) con Zisis acertado en las penetraciones a canasta y López Arostegui certero desde la línea de tres puntos. Con Shermadini anulado en la zona por Omic, los verdinegros tuvieron completamente controlado el partido.

Dos triples consecutivos de Salin acercaron al Iberostar Tenerife (13-8, min. 5) pero la buena defensa de los locales y el acierto de Omic y Prepelic hicieron que los catalanes recuperaran los once puntos al final del cuarto (21-10).

Kanter amplió la ventaja local hasta los trece puntos al inicio del segundo período (23-10, min. 13). Los tinerfeños reaccionaron de la mano de Santi Yusta, que con siete puntos casi consecutivos redujo la diferencia a cuatro (25-21, min. 14).

Los primeros minutos de Perrin Buford en Badalona fueron esperanzadores. El estadounidense se mostró intenso en defensa y anotó cinco puntos para cortar la racha visitante (30-21, min. 15).

La buena defensa verdinegra, sobre todo bajo los aros, le llevó hasta su máxima ventaja (37-22) a un minuto del final tras el segundo triple de López Arostegui.

Huertas anotó sus primeros puntos en los segundos finales y dos tiros libres sumados por Prepelic dejaron una cómoda ventaja de trece puntos para la Penya al descanso (39-26).

Tras el descanso, los catalanes recuperaron los quince puntos de diferencia (43-28, min. 22) pero una falta antideportiva señalada a Nikos Zisis previa consulta del instant replay fue bien aprovechada por los tinerfeños para recortar la ventaja (43-36, min. 24).

La reacción de los de Txus Vidorreta quedó en nada ante la falta de acierto de sus jugadores. Un triple de Harangody llevó la tranquilidad al cuadro catalán (48-38, min. 25) y la entrada en pista de Neno Dimitrijevic aceleró el juego de su equipo.

La defensa fue el arma al que se agarró la Penya para volver a alargar su ventaja, que se fue hasta los diecisiete puntos tras un triple de Dimitrijevic sobre la bocina (63-46).

Parecía que el partido iba a tener un final plácido cuando un mate de Perrin Buford puso 20 puntos arriba a la Penya (69-49, min. 33) pero los hombres de Carles Duran no supieron gestionar su ventaja y se vieron con el agua al cuello al final del encuentro.

Shermadini -18 puntos en la segunda parte- y Salin anotaron con demasiada asiduidad y la defensa sobre Klemen Prepelic hizo el resto. Gabriel Lundberg puso a su equipo a dos (75-73, min. 39) con un triple que culminaba un parcial de 6-24.

Salin falló un triple a 40 segundos del final para poner a su equipo por delante y Ventura dos tiros libres para finiquitar el encuentro. La Penya tuvo la suerte de cara al perder los tinerfeños el rebote tras el fallo del capitán verdinegro y Harangody, siempre seguro, acabó con el sufrimiento.

Ficha técnica:

77. Joventut Badalona (21+18+24+14): Zisis (4), Prepelic (18), López Arostegui (6), Harangody (12), Omic (8) -equipo inicial-, Dimitrijevic (7), Ventura (2), Morgan (5), Buford (9), Kanter (4), Parra (-) y Zagars (2).

73. Iberostar Tenerife (10+16+20+27): Huertas (13), Salin (15), Díez (-), Álex Suárez (1), Shermadini (20) -equipo inicial-, López (-), Yusta (9), Gielo (-), Guerra (5) y Konate (-)

Árbitros: Calatrava, Serrano y Rial. Eliminaron por cinco faltas personales a Tomas Gielo (min. 30) y Gabriel Lundberg (min. 40).

Incidencias: partido correspondiente a la novena jornada de la Liga Endesa disputado en el Palau Olímpic de Badalona ante 5.044 espectadores. EFE.

1010622

adc/jl