EFELa Laguna (Tenerife)

El Lenovo Tenerife no pudo este miércoles ante el MHP Riesen Ludwigsburg (83-99) en la penúltima jornada de la primera fase de la Liga de Campeones FIBA, que se disputó en el pabellón de los Deportes Santiago Martín en Tenerife.

El equipo alemán dominó el choque desde los primeros instantes y no dio opción a los tinerfeños de poder darle la vuelta al marcador.

Los dos conjuntos se jugaban en esta cita el liderato del Grupo A de la Liga de Campeones FIBA. Llegaban empatados a triunfos (3/1) y el ganador daría un paso importante para terminar primero y clasificarse directamente a la siguiente ronda.

Hoy, el MHP Riesen salió mucho más concentrado, muy acertado en los lanzamientos exteriores y dominando, inicialmente el duelo bajo canasta y eso le llevó a ganar el partido contra un Lenovo Tenerife que permitió mucho antes del descanso y luego ya le fue muy complicado remontar.

El equipo alemán tenía claro a lo que venía. Trabajó con intensidad en defensa y metió presión a su rival merced al buen acierto exterior. Eso le llevó a tener una diferencia de doce puntos al término del primer cuarto (14-26) y de 22 puntos al descanso (31-53).

Al Lenovo Tenerife le faltaba paciencia y subir un paso más en defensa para intentar dificultar el ataque a los alemanes quienes, no solo estaba acertados en los lanzamientos, sino que en el rebote aprovechaban sus segundas opciones, todo ello también con un excelente trabajo defensivo.

El cambio llegó en el tercer cuarto. Aunque los alemanes alcanzaron su máxima renta en el inicio del periodo (31-55), el Lenovo Tenerife Salió en busca de, al menos igualar el marcador.

Txus Vidorreta probó con una zona 1-3-1 en busca de desorientar al rival. También con una zona mixta sobre Radebaugh y el partido empezó a cambiar de dominador.

Poco a poco, los tinerfeños fueron bajando las diferencias. Su mejor trabajo atrás, con el dominio en el rebote defensivo, unido al acierto en ataque logró llegar a un 61-74 al finalizar el tercer cuarto y aún muchas cosas que jugarse.

La dinámica positiva del Lenovo Tenerife se amplió dos minutos más y llegó a un parcial de 12-2 para poner el marcador en un 65-74, ya lejos de ese 53-72 que reflejaba el tercer cuarto.

Los alemanes pararon el partido y se reorganizaron. En los últimos minutos supieron jugar con tranquilidad e intentaron aprovechar sus ataques. La defensa más abierta de los locales les permitió anotar dentro y ese intercambio de canastas no favorecía a los tinerfeños que, pese a que mejoraron mucho en los dos últimos cuarto, no pudieron ayer con un rival que fue mucho mejor.

- Ficha técnica:

83 - Lenovo Tenerife (14+17+30+22). Fitipaldo (21), Salin (-), Doornekamp (3), Wiltjer (19), Shermadini (17) –inicial-, Huertas (7), Sulejmanovic (7), Rodríguez (5), Sastre (-), Guerra (4) y Dejan Todorovic (-).

99 - MHP Riesen Ludwigsburg (26+27+21+25). Darden (12), Simon (10), Radebaugh (20), Hulls (15), Bottermann (-) -inicial-, Baehre (12), Jacob Patrick (13), Alkins (5), Bartolo (12), Johannes Patrick (-), Herzog (-) y Woodard (-).

Árbitros: Poursanidis (GRE), Baki (TUR) y Bissuel (FRA). Señalaron técnica al entrenador del Lenovo Tenerife, Txus Vidorreta (min.17), a Marcelinho Huertas (min.34), a Wiltjer (min.38) y descalificante por segunda técnica a Marcelinho Huertas (min.38).

Incidencias: Penúltimo partido de la fase de grupos de la Liga de Campeones FIBA disputado en el Pabellón de Deportes Santiago Martín ante unos dos mil aficionados. EFE