EFEBurgos

El Hereda San Pablo Burgos logró este viernes una contundente victoria, por 92-60, ante un irreconocible Herbalife Gran Canaria, sobre todo en los tres primeros cuartos, en los que sólo sumó 34 puntos.

Destacado el papel de Dejan Kravic, que desesperó a los jugadores interiores del conjunto amarillo.

La combinación entre Alex Renfroe y Dejan Kravic funcionó a la perfección en el inicio de partido, con seis puntos del pívot consecutivos que ponían el 6-2 en el marcador.

El conjunto local estaba mucho mejor ofensivamente, pero la falta de acierto castigó durante el primer cuarto a los de Joan Peñarroya, que basaron su juego en el acierto interior, pues el tiro exterior se resistía.

Por parte del Herbalife Gran Canaria, el juego estaba atascado, ni Andrew Albicy ni después Frankie Ferrari encontraban cómo llevar el balón al aro y el conjunto burgalés abrió brecha en el marcador (14-6).

Solo el acierto de Matt Costello acercó al conjunto canario en el marcador, en un primer cuarto pobre de anotación por parte de los dos equipos (16-11).

Herbalife recortó distancia en el marcador gracias al acierto de Ferrari, pero Thad McFadden se echó el equipo a la espalda para poner el 24-14 en el luminoso. Los de Porfi Fisac no encontraban su juego.

Javi Beirán lo intentaba desde la línea de tres puntos (26-19), pero un parcial de 11-0 con un Kravic que no conseguía parar a los visitantes puso una diferencia en el marcador que dejaba muy de cara las cosas en el conjunto burgalés (37-19).

La defensa burgalesa ahogó a los de Fisac, que a duras penas veían aro, mientras que el San Pablo seguía de dulce en ataque, con Salvó y Rivero cerrando el segundo cuarto con 42-21.

Poco cambió la dinámica tras el paso por el vestuario. Renfroe abrió el marcador con un triple contestado por Matt Costello (45-24), pero de poco sirvió el acierto del norteamericano pues el San Pablo estaba bordando el juego en ataque y en defensa.

Con otro parcial de 7-0, la ventaja llegó a los 29 puntos y de nuevo con Kravic como protagonista del partido (56-31).

Peñarroya dio descanso al interior, dando oportunidad a Goran Huskic, mientras que Fisac intentaba con todos sus jugadores buscar una referencia ofensiva, pero todos estaban desaparecidos.

De nuevo el San Pablo hizo otro parcial de 12-0 para cerrar el cuarto con un triple de Stan Okoye que hacía el punto 14 de un Herbalife que nada tenía que ver con la jornada anterior (68-34).

El último cuarto fue un mero trámite para los burgaleses con la tranquilidad de una amplia ventaja en el marcador.

La defensa bajó en intensidad, aunque Ken Horton seguía en la línea de los cuartos anteriores, acompañado de McFadden.

Un pequeño arreón por parte del Gran Canaria de 0-7 redujo la distancia a los 30 puntos (77-47), aunque tres triples seguidos del Hereda San Pablo propiciaron un +39 para los de Peñarroya (86-47).

Willey, con 12 puntos en el último cuarto, fue lo más destacado de un Herbalife Gran Canaria que hizo un partido para olvidar.

- Ficha técnica:

92 - San Pablo Burgos (16+26+26+24): Dejan Kravic (20), Vitor Benite (10), Jasiel Rivero (5), Xavi Rabaseda (-), Alex Renfroe (8) – cinco inicial- Alex Barrera (-), Miquel Salvó (10), Thad McFadden (15), Jordan Sakho (2), Omar Cook (2), Goran Huskic (6) y Ken Horton (14).

60 - Herbalife Gran Canaria (11+10+13+26): Jacob Willey (14), Stan Okoye (5), Andrew Albicy (2), Amedeo Della Valle (-), John Shurna (7) – cinco inicial- Olek Balcerowski (3), Frankie Ferrari (10), Jovan Kljajic (2), Fabio Santana (2), Beqa Burjanadze (6), Matt Costello (6) y Javi Beirán (3).

Árbitros: Jordi Aliaga, Jorge Martínez e Iyan González

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 2 de la Liga Endesa disputado en el Coliseum Burgos a puerta cerrada. EFE