Un catálogo ilustrado y un mapa reciclable e impermeable son los nuevos soportes utilizados por el Cabildo de Tenerife para difundir los 209 Bienes de Interés Cultural repartidos por la isla, la que mayor número reúne en Canarias y pese a ello, desconocidos por la población local.

Los nuevos soportes han sido presentados este miércoles en rueda de prensa por la consejera de Patrimonio Histórico del Cabildo tinerfeño, Josefa Mesa, y por el técnico del área José Carlos Cabrera, y a ello se sumarán las nuevas rutas tematizadas por la isla que pondrá en marcha la empresa Lhorsa de arte y eventos.

La consejera manifestó que tras un año de preparación de esta iniciativa de divulgación ya es una realidad en el objetivo de explicar de forma sencilla el catálogo de BIC distribuidos por 29 municipios de la isla.

Para ello se han editado 6.000 ejemplares del catálogo y del mapa que se distribuirán gratuitamente en dependencias insulares y municipales, bibliotecas, centros educativos y universitarios y asociaciones sociales, entre otros.

Los BIC se clasifican en 13 categorías de protección en función de sus características, esto es monumentos, conjuntos históricos, zonas arqueológicas, paleontológicas, sitios históricos, etnológicos y jardín histórico, además de bienes muebles, conocimientos y actividades tradicionales.

Al respecto, el técnico José Carlos Cabrera subrayó que la guía era "una necesidad" porque de los BIC hay información dispersa, y destacó que no ha sido fácil compilar de forma rigurosa y a la vez de fácil lectura todos los datos existentes con el objetivo último de animar a su visita.

Indicó además Cabrera que en la nueva ley de Patrimonio Cultural de Canarias se incluye un apartado dedicado a los espacios industriales -antiguos molinos, ingenios azucareros, hornos de cal, secaderos de tabaco- que en general son "bastante desconocidos y en consecuencia, están en bastante mal estado".

Por ello el Cabildo de Tenerife proyecta incentivar la colaboración con los propietarios privados de estas instalaciones para su recuperación porque, señaló Cabrera, son piezas claves de la historia de la isla.

Eduardo Zalba, de la empresa Lhorsa, señaló que la idea de crear rutas tematizadas surgió tras detectar que mientras sí hay una oferta similar en el ámbito turístico, en la población local hay bastante desconocimiento y carencia de recursos didácticos para dar a conocer el patrimonio.

Las rutas se han elaborado con la participación de historiadores, arqueólogos, geólogos, geógrafos y otros expertos para garantizar al cien por cien su fidelidad histórica, añadió Zalba, quien indicó que la primera que se ha organizado fue la dedicada al escritor Agustín de Espinosa con motivo del 80 aniversario de su fallecimiento.

También se han realizado rutas por el camino real de Daute desde Garachico a Buenavista del Norte, el patrimonio ligado al agua en el sur de la isla y la destinada a dar a conocer las obras de César Manrique en Tenerife, especialmente las diseñadas en Puerto de la Cruz con el lago Martiánez y playa Jardín, además de dos obras del artista lanzaroteño depositadas en el Ayuntamiento del citado municipio.

Los próximos itinerarios estarán dedicados al arquitecto José Enrique Marrero Regalado y obras como la propia sede del Cabildo de Tenerife, en santuario de la Virgen de Candelaria y la Casa Cuna, además de otro destinado a divulgar el patrimonio del agua en el Valle de La Orotava desde la parte alta de Los Realejos a Puerto de la Cruz, con visita exclusiva para la ocasión del pozo de Machado, cuya fábrica se conserva tal cual permaneció hasta el cese de actividad.

Además habrá otras rutas para conocer la costumbre de los "hachitos" de San Juan en San Juan de la Rambla, las zonas arqueológicas de San Miguel, los caseríos de la isla y la arquitectura del granadino Mariano Estanga, autor del palacete de Vistabella y la plaza de los Patos en Santa Cruz de Tenerife y la Casa Ascanio en La Orotava, de estilo nazarí.

También por la capital tinerfeña se hará una ruta dedicada a la arquitectura racionalista en los barrios de la Salud y de Salamanca, explicó Eduardo Zalba. EFE