Más de un centenar de imágenes captadas a lo largo de 70 años por el fotógrafo burgalés Cebrián, así como por su hijo, Poldo Cebrián, conviven en la muestra "Dos generaciones", que exhibe el TEA como una celebración y una reivindicación de la fotografía hecha en Canarias.

La exposición "Cebrián Poldo Cebrián: dos generaciones (1949-2019)", que se inaugura mañana en el Tenerife Espacio de las Artes (TEA, supone una celebración de la obra fotográfica realizada en las islas en coincidencia además con el centenario del nacimiento de Cebrián, que se conmemora el próximo año, indicó el conservador jefe del centro, Isidro Hernández.

A su vez el director insular de Cultura y Educación del Cabildo de Tenerife, José Luis Rivero, consideró que para el TEA supone "un hito" artística y humanamente unir la producción "de dos artesanos de la fotografía".

También Isidro Hernández celebró la reunión en una retrospectiva de dos fotógrafos que a lo largo de su obra han mostrado "la mirada de los ojos de un niño" tanto cuando captan paisajes como las montañas de Anaga, unas nubes que pasan o el cuerpo femenino, y sobre todo "el carácter casi mágico" de las islas.

Para Poldo Cebrián, esta muestra le ha hecho retroceder en el tiempo, incluso hasta la época en que veía en su niñez a su padre y su madre metidos en el laboratorio fotográfico porque entonces "el mundo era analógico".

Esta "regresión" le ha llevado a tener que seleccionar obras de entre la gran producción de los Cebrián y de hecho, en los sótanos del TEA hay un 70 por ciento más de imágenes guardadas, indicó Poldo Cebrián, quien señaló que tiene doble personalidad y cuando trabaja se pone "bravo".

En esencia la exposición capta "el espíritu de Cebrián: un hombre que amó a Canarias", señaló su descendiente.

En la muestra, que estará abierta hasta el 10 de marzo de 2019, predomina el blanco y el negro está dividida en cinco partes que comienzan con el "Silencio", un homenaje a quienes ya no están, mientras que en el segundo ámbito se encuentran los "Desnudos" y el tercero aborda el "Paisaje y la arquitectura".

En la cuarta estancia se encuentran los "Retratos y sociedad", que contiene las fotografías de personalidades del mundo artístico y social canario, entre ellas imágenes de José Saramago, Pedro González, Víctor Pablo Pérez, Maribel Nazco, María Rosa Alonso y Caco Senante.

Además se proyecta el audiovisual "La isla soñada", un trabajo de Cebrián de principios de los años 60 del pasado siglo y que en su momento utilizó el Patronato de Turismo del Cabildo de Tenerife en la promoción de la isla por Europa.

El quinto ámbito es el dedicado a la documentación sobre ambos fotógrafos, con entrevistas, publicaciones y sus biografías y en la muestra se exhiben además fotografías hasta ahora inéditas, y otras creadas ex profeso para esta exposición, como precisamente la gran pieza titulada "Humanidades" -la que está integrada por 270 retratos de personalidades artísticas- que Poldo Cebrián ha donado a TEA.

Una parte de las obras expuestas pertenece a la colección del Centro de Fotografía Isla de Tenerife, mientras que el resto pertenece a la colección privada de la familia Cebrián.

El padre, conocido simplemente como Cebrián, nació en Burgos en 1919 y falleció en 1999 en Tenerife tras haber pasado sus primeros años en el archipiélago en La Palma, donde nació Poldo en 1948, quien con 17 años comenzó a realizar sus primeras fotografías durante una estancia en Veneciay posteriormente, en Londres. EFE