El Gobierno de Canarias ha comunicado este lunes la destrucción de más de medio centenar de ejemplares de codeso herreño (Adenocarpus ombriosus), una especie endémica en peligro de extinción, tras la rotura intencionada del vallado perimetral en el Pico de Malpaso para la entrada de ganado.

Este "acto de vandalismo" ha sido denunciado por la Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial, que indica en una nota que a escasos metros del vallado se constató la presencia de un rebaño de ganado caprino cuya procedencia está siendo investigada por la Guardia Civil y Agentes de Medio Ambiente.

Asimismo, durante una visita al lugar de técnicos del Gobierno de Canarias y de la empresa pública Gestión y Planeamiento Territorial y Medioambiental (Gesplan) se constató la rotura intencionada del vallado perimetral mediante maquinaria para facilitar el paso de los animales al interior.

Estos ejemplares eran el fruto de un trabajo de repoblación que llevó a cabo el Gobierno regional, en colaboración con el antiguo Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente del Estado en esta zona.

Los ejemplares de codeso herreño, especie endémica de El Hierro cuya distribución mundial se restringe a cuatro pequeños enclaves de la isla, fueron dañados por el paso de animales al interior del recinto, lo que provocó la destrucción de troncos, ramas y ejemplares por completo, tanto juveniles como adultos.

El codeso herreño es un arbusto que puede superar los dos metros de altura con racimos de flores amarillas y frutos en legumbre, de los cuales quedan menos de mil ejemplares en todo el planeta.

El responsable del departamento autonómico, José Antonio Valbuena, ha subrayado que la Ley del Patrimonio Natural y Biodiversidad considera este tipo de infracciones de carácter grave y acarrean multas entre los 3.001 y 200.000 euros, pues afectan al hábitat y a los ejemplares de una especie catalogada como en peligro de extinción en el Catálogo Español de Especies Amenazadas y en el Catálogo Canario de Especies Protegidas.

En 2014, el Gobierno de Canarias en colaboración con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente del Estado, con el fin de mejorar el estado de conservación de este endemismo canario plantó en la zona de Malpaso un total de 34 ejemplares, que han sido objeto de seguimiento y mantenimiento por parte de la Dirección General de Lucha contra el Cambio Climático durante 8 años.

“El censo de 2021 reveló una evolución favorable de este núcleo donde se habían registrado ya un total de 88 ejemplares, entre adultos y juveniles, todos ellos dentro de La Zona Especial de Conservación de Frontera”, ha indicado el consejero. EFE