EFELas Palmas de Gran Canaria

El Cabildo de Gran Canaria ha devuelto al mar la tortuga de 40 kilos que varó a principios de junio en la costa de Jinámar envuelta en un amasijo de redes de pesca y plásticos, informa la corporación municipal.

La tortuga tenía profundas heridas en cuello y aletas y que tras su paso por el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre se ha convertido en el ejemplar de mayor peso y tamaño liberado en los últimos 12 años, se indica en un comunicado.

La tortuga es otra víctima de las consecuencias de “convertir los océanos en vertederos”, según la consejera de Medio Ambiente de la Institución insular, Inés Jiménez. EFE